Tratamientos para frenar la progresión de la miopía en niños

progresión de la miopía

Cómo frenar la progresión de la miopía e identificar que tratamientos actuales serían los más efectivos fue el objetivo que se dieron los científicos del estudio que hoy comparto con vosotros (encontrareis el link al estudio al final del post)

El aumento de la miopía, más concretamente el cada vez mayor número de jóvenes miopes en el mundo, es uno de los temas que más preocupan a muchos países en los cuales este error refractivo se está convirtiéndose en auténtico problema de salud pública que amenaza el futuro de generaciones de niños y adolescentes, y por ende la de todo el país.

En este post comparto con vosotros las conclusiones de la actualización de un estudio que fue realizado por Cochrane en 2018. El objetivo de esta actualización era evaluar si existen tratamientos que puedan retrasar o frenar la progresión de la miopía en los niños. Para ello esta nueva revisión analizo la efectividad de las gafas, las lentes de contacto (rígidas y blandas) y el uso de medicamentos, para ver si dichos “tratamientos”, solos o combinados, eran efectivos para frenar el aumento de la miopía.

El crecimiento del ojo con factor clave del análisis

El principio de base alrededor del cual ha girado esta revisión ha sido el estudio de los mecanismos biológicos que modelan y definen el tamaño final del globo ocular. Durante la infancia y la adolescencia, los globos oculares pueden crecer demasiado y dicho crecimiento excesivo terminar provocando el desarrollo de la miopía, el objetivo era por tanto evaluar si hay tratamientos que pueden retrasar el crecimiento del ojo, lo que ralentizaría o incluso frenar la progresión de la miopía.

¿Cuáles fueron los principales resultados de esta revisión?

Los investigadores de Cochrane encontraron y analizaron los resultados de 41 estudios sobre tratamientos para retrasar la progresión de la miopía. Estos estudios incluyeron un total de 6.772 niños. Para ser más exactos, los científicos excluyeron de su revisión todos los estudios en los que los participantes tenían más de 18 años al inicio del mismo o tenían menos de 0.25 dioptrías de miopía esférica equivalente.

Además los investigadores evaluaron la certeza de la evidencia encontrada en cada uno de esos estudios, teniendo en cuenta problemas como la forma en la que se realizaron los test, la inclusión de estudios muy pequeños y los hallazgos inconsistentes entre estudios. También buscaron factores que pudieran hacer que la evidencia fuese considerada lo más segura posible, lo que les llevo a clasificar cada hallazgo como certeza: muy baja, baja, moderada o alta.

La conclusión de esta revisión encontró que los tratamientos que encontrareis a continuación pueden retrasar la progresión de la miopía, en comparación con el uso de anteojos comunes.

  • Gotas para los ojos, en particular fármacos antimuscarínicos como atropina, gel de pirenzepina y ciclopentolato (evidencia de certeza moderada).
  • Gafas multifocales (lentes de adición bifocales o progresivas) (evidencia de certeza moderada).
  • Lentes de contacto bifocales blandas (evidencia de certeza baja).
  • Lentes de contacto de ortoqueratología (evidencia de certeza moderada).
  • Combinaciones de gotas para los ojos y gafas multifocales (evidencia de certeza moderada).

La revisión encontró que los siguientes tratamientos pueden tener un pequeño efecto, o ningún efecto, sobre la progresión de la miopía.

  • Lentes de contacto blandas de aberración esférica (evidencia de certeza baja).
  • Antagonistas sistemáticos de la adenosina (evidencia de certeza moderada).

Los niños que usan gafas con su error refractivo mal corregido pueden tener una mayor probabilidad de progresión de la miopía en comparación con los niños que usan anteojos con una perfecta corrección de su miopía (evidencia de certeza baja).

En el conjunto de estudios, solo se pudo encontrar una evidencia de muy baja certeza sobre el beneficio del uso de lentes de contacto rígidas permeables al gas para frenar la miopía.

En cuanto a la cruz de la moneda, los autores del estudio señalaron que los tratamientos farmacéuticas a base de gotas pueden provocar efectos secundarios desagradables como: visión de cerca borrosa, sensibilidad a la luz, algunas molestias y picazón y residuos de medicamentos en los párpados y las pestañas. Algunos niños pueden desarrollar pequeños nódulos o protuberancias debajo del párpado. Sin embargo, las gafas y las lentes de contacto, si se usan adecuadamente, son seguras y efectivas.

En cuanto a las implicaciones para la práctica y la investigación, los autores destacaron que se deben realizar más investigaciones sobre el control de la miopía para encontrar un tratamiento que sea clínicamente significativo y beneficioso con menos efectos secundarios adversos.

Espero que os sea útil e interesante, a continuación el link al estudio, buena lectura.

Cochrane. Interventions to slow progression of nearsightedness in children

Por cierto, no citaré su nombre pero recientemente una marca de lentes de contacto muy conocida ha lanzado unas lentillas especialmente concebidas para frenar la progresión de la miopía en niños, dicho esto y si aún no sabéis de quien se trata, os dejo a vosotros la tarea de usar Google para ponerle nombre al fabricante y a su producto.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments