Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto

Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto «reduciendo» los riesgos que el método tradicional puede implicar, al menos esto es lo que nos venden sus conceptores, que ven el proceso de colocar y retirar las lentillas como una de las razones por las que muchas personas optan por llevar gafas frente a la alternativa de las lentes de contacto.

Las lentes de contacto, una opción poco utilizada

Casi 23 millones de personas en España necesitan algún tipo de sistema de corrección de su visión como gafas o lentillas, sin embargo, sólo el 5 por ciento de las personas que necesitan algún sistema de corrección visual se decantan por las lentes de contacto

No uses lentes de contacto de colores, pero si lo haces, hazlo bien

Vaya por delante mi propia opinión: ningún tipo de lente de contacto es peligroso si el usuario pasa entre las manos de un contactólogo.

Si un profesional de la visión realiza la adaptación y el seguimiento del usuario de lentes de contacto, su uso no tiene por qué presentar ningún problema. Las lentillas de colores, no tienen por qué ser diferentes a cualquier otra lente de contacto.

Ahora bien, si el usuario se auto prescribe las lentes y las compra directamente por Internet o en un óptica sin ningún tipo de seguimiento, pues se arriesga a poder tener

Bodas y lentes de contacto

La gran mayoría de las novias con gafas optan por no utilizarlas el día de su boda e, incluso, hay algunas que optan por someterse a una cirugía láser ocular poco antes del casamiento. Mi opinión: no digo que la información no sea cierta, lo que critico es la utilización y el análisis sesgado de la misma.