8 falsos mitos para demostrar que las lentes de contacto no son peligrosas

Mitos sobre lentes de contacto

No, no y no, insisto  las lentes de contacto no son peligrosas, no es cierto. La incomodidad de las lentes de contacto, la pérdida durante su uso o la complicación que supone su cuidado son algunas de las falsas creencias sobre el uso de lentillas que influyen en que algunas personas no se decanten por este método de corrección visual

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, actualmente 125 millones de personas utilizan lentes de contacto en todo el mundo. En España, solo un 4,2% del 76% de la población con problemas refractivos escoge este método para corregir su visión, aunque más del 40% de quienes no las utilizan aseguran que estarían dispuestas a probarlas.

Hay muchos tipos de lentes de contacto y seguro que vosotros encontrareis las que os convienen, ademas ponerse y quitarse las lentes de contacto es relativamente sencillo y por ultimo, si necesitáis saber que quiere decir la graduación de vuestras lentillas en este otro post os lo explico: Entender la graduación de una caja de lentes de contacto El desconocimiento acerca de su uso y la desinformación en cuanto a las últimas tecnologías disponibles, sumados a algunas creencias populares sin ninguna base científica, han provocado la aparición de falsos mitos que en muchas ocasiones suponen un freno para quienes todavía no las han probado.

Desmentir de forma coherente estas falsas creencias es fundamental para comprender las ventajas de esta opción de corrección visual. Entre los falsos mitos y errores sobre el uso de lentillas más comunes, se encuentran las siguientes:


Las lentes de contacto no son cómodas

FALSO

La incomodidad está muy relacionada con la sequedad ocular, que puede provocar molestias e irritaciones en el ojo. Sin embargo, actualmente el usuario dispone en el mercado de lentes de contacto con una alta lubricidad  y transmisibilidad capaces de imitar el contenido de agua de la superficie de la córnea y de adaptarse a la perfección a las necesidades del ojo.

Pueden perderse detrás del ojo

FALSO

El ojo humano está cubierto por la conjuntiva, una fina membrana que lo recubre en su parte posterior y evita que se pueda perder por detrás.

Pueden quedarse pegadas al ojo

FALSO

No es posible que esto ocurra, profesional de la visión se asegurará durante las pruebas que te realice que la lente está correctamente adaptada a tu ojo.

Llevarlas cuando se utiliza maquillaje puede perjudicar la salud ocular

FALSO

Las últimas tecnologías en lentillas, creadas con hidrogel de silicona, y los tratamientos de superfecíe de algunas marcas evitan la adhesión de algunos componentes de la mayoría de los productos de belleza (lípidos, aceites, etc.), de modo que evitan los problemas oculares que éstos pudieran ocasionar.

Sólo los miopes pueden utilizarlas

FALSO

Actualmente existen lentes de contacto para prácticamente todos los problemas refractivos: miopía, hipermetropía, astigmatismo y hasta para la presbicia (vista cansada).

No es bueno utilizar lentes de contacto cuando se trabaja frente al ordenador

FALSO

Una correcta elección de las lentillas puede garantizar un confort duradero hasta el final de la jornada. Es muy importante que éstas combinen una alta humectación con una gran transmisibilidad al oxígeno así mejoraran  la estabilidad lagrimal y tu comodidad en esos momentos.

Las lentillas producen ojo seco

FALSO

Actualmente existen lentes de contacto capaces de imitar el contenido de agua de la córnea gracias a la tecnología de gradiente acuoso, que ofrece una transición gradual del contenido de agua del núcleo (33%) a la superficie (>80%) de la lentilla. Además, cualquier tipo de lente puede ser complementada con unas gotas oftálmicas lubricantes para hidratar el ojo, que pueden ser utilizadas en tantas ocasiones como sea necesario.

El cuidado de las lentes de contacto es complicado

FALSO

Hoy en día existen soluciones desinfectantes que permiten limpiar la lentilla utilizando un único producto. Para garantizar una adecuada limpieza es imprescindible, eso sí, lavarse las manos con agua y jabón cada vez que se manipulen y seguir las instrucciones de uso de los productos y las recomendaciones de tu profesional de la visión.

En definitiva, las lentillas son una solución óptima para la corrección visual siempre que se utilicen de forma responsable. Además, ofrecen múltiples ventajas frente a otros métodos de corrección: permiten cubrir a la perfección el campo de visión evitando las distorsiones laterales, garantizando comodidad durante todo el día y en cualquier entorno.

Buscador de Lentillas Online

Si estáis buscando información para comprar en Internet lentes de contacto, a continuación os dejo el enlace a un buscador que podría seros de gran utilidad:

Link : Buscador de Lentes de Contacto

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.