Cirugía refractiva, información sobre la operación de la presbicia

Presbicia intracor

A todos los que llegáis hasta este articulo buscando información sobre la cirugía refractiva y la operación de la presbiciaos recomiendo encarecidamente que antes o después de leer este articulo os leáis también este otro artículoNuevo láser Intracor y sobre todo los comentarios que encontrareis al final del mismo. Leerlos todos, ya que estoy seguro de que encontrareis comentarios de usuarios y de profesionales de la visión que podrán ayudaros a la hora de tomar una decisión.

Noticia

(es un poco largo pero os recomiendo leerlo hasta el final)

La mayoría de las personas que han cruzado la barrera de los 45 años tienen dificultad para leer de cerca. La deficiencia pone las cosas muy complicadas a aquellos que tienen un trabajo de despacho y si, además, padecen miopía, astigmatismo o hipermetropía, descifrar lo que está escrito en un papel puede convertirse en un ejercicio de adivinación. Lo peor viene cuando ni con gafas o lentillas es posible leer con una relativa fluidez.

Esa situación la conoce muy bien el ministro de Fomento, José Blanco, quien hace unas semanas pasó por el quirófano para acabar con todos sus defectos de visión: miopía, astigmatismo, presbicia y cataratas incipientes. En su caso, la operación consistió en quitarle el cristalino y colocarle una lente intraocular; después, unos pequeños retoques en la córnea con un láser, le garantizarán una calidad de visión bastante buena.

Más información: Operación de miopía, el láser pierde terreno frente a las lentes intraoculares

Pero esta solución no es la más indicada, y mucho menos para alguien que todavía no ha cumplido los 50 años, a no ser que el paciente tenga cataratas, y eso es lo que le sucedía a Blanco. Según el catedrático y director del Instituto Oftalmológico Fernández Vega, Luis Fernández Vega, “no es aconsejable realizar esta operación a las personas menores de 55 años que sólo tienen presbicia. Pero si hay defectos de refracción, se puede hacer en torno a los 50 años”.

Tallar con láser la córnea es lo más indicado en menores de 55 años que no tengan cataratas

Este cirujano, que sido el que ha operado al titular de Fomento, asegura que los pacientes pueden retomar su actividad cotidiana a los cuatro días de la intervención, aunque “deben evitar hacer esfuerzos o ejercicio intenso en los dos meses posteriores”.

Su experiencia le lleva a asegurar que “con las lentes intraoculares estamos llegando a una frontera bastante buena en cuanto a resultados”; eso sí, siempre y cuando la indicación quirúrgica sea correcta, ya que “la cirugía está contraindicada en un 30% de los casos”.

Técnicas en desarrollo

En Estados Unidos también es relativamente frecuente eliminar el cristalino y colocar una lente para corregir la presbicia, “es una cirugía de la catarata que se hace 10 años antes de lo que debería ser. El problema es que se elimina el cristalino cuando está sano y con el envejecimiento pueden aparecer otros problemas oculares”, señala el catedrático de Óptica de la Universidad de Murcia, Pablo Artal, que subraya: “La corrección de la presbicia no existe. Lo que hay son paliativos y lo que se consigue es que la persona vea de forma aceptable a distintas distancias”.

La calidad de la visión dependerá del tipo de lente intraocular que se coloque. El equipo de Artal, junto con la empresa californiana Calhoum, ha desarrollado unas lentes ajustables que ya están comercializadas en Inglaterra y Alemania, y que son de una calidad muy buena, pero “son muy caras, unos 6.000 euros por ojo. En España, se han colocado de forma experimental (y gratuita) en 150 pacientes de hospitales públicos”.

La cirugía de la presbicia se desaconseja en el 30% de las personas que la solicitan

En personas de menos de 55 años, la mayoría de los oftalmólogos se decantan por tallar la córnea mediante un láser. El catedrático y director médico de Vissum Corporación Oftalmológica, Jorge Alió, precisa que “la cirugía de la presbicia exige un abordaje individualizado y una tecnología nueva y avanzada.

Además se debe ajustar a las necesidades visuales del paciente, porque no es igual quien tiene otros defectos visuales (que es la situación del 60% de la población), que quien trabaja en una oficina o es conductor de un vehículo. El arte de esta cirugía es saber quién puede operarse y quién no, porque no va a quedar satisfecho”.

Igual de contundente es el cirujano Juan Álvarez de Toledo, de la Clínica Barraquer, quien insiste: “Intentar imitar un ojo de 20 años es imposible. A la corrección con láser de la presbicia todavía le quedan unos 5 ó 10 años para poder utilizarlo con todas las garantías”.

Lo que hay que saber

1.-    Las personas de menos de 50 años que tengan miopía, astigmatismo y presbicia de pocas dioptrías pueden tratarse con láser y quedan con una buena visión para distancias intermedias.

2.-    La cirugía para la operación de la presbicia no se aconseja en miopes de 50 años, que ven bien de lejos y mal de cerca porque pierden calidad de visión.

3.-    Las técnicas intraoculares tienen más complicaciones pero solucionan definitivamente el problema. Están indicadas a partir de los 55 ó 60 años.

4.-    El precio de la operación de la presbicia oscila entre los 2.500 de la cirugía con láser hasta los 6.000 de la cirugía intraocular.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments