Una aplicación Iphone para corregir la presbicia

Me encanta publicar este tipo de noticias y cada vez que me encuentro con informaciones de este tipo no se si ponerme a reír o ponerme a llorar.

Me podría poner a reír si, como en toda lógica, esto no fuese mas que un poco de marketing para hacer mucho ruido y pero teniendo pocas nueces. Me podría poner a llorar, pero no mucho no os creáis, si este tipo de software o nuevos dispositivos terminan por convertirse en la solución a la presbicia, la miopía, el astigmatismo y así hasta no terminar. Tendría que replantearme mi negocio y embarcarme en una nueva aventura, tengo hasta nombre (con copyright): “El Decomisos de la Visión”, no esta mal, ¿a que no?

En relación a la información que ahora os voy a contar ya os puedo adelanter que voy a reír, lo veréis al final del articulo, en la conclusión.

Ya veremos, por ahora yo sigo a lo mío y os voy contando este tipo de noticias para que estéis al tanto de lo que se “cuece” por otros lares.

Hoy os hablo de una aplicación iPhone cuya promesa es poder corregir la presbicia y permitir al usuario dejar de usar gafas al cabo de 3 meses. ¡Si, habéis leído bien, solo tres meses!

La aplicación estaría siendo desarrollada por Ucansi, una sociedad norteamericana basada en Israel. La aplicación se basa en la estimulación del cortex visual para así poder tratar y corregir la vista cansada.

La aplicación ha sido bautizada como “Gassesoff” (un nombre que lo dice todo) y en su desarrollo han trabajado conjuntamente investigadores y optometristas.

¿Cómo funciona?

El software refuerza la capacidad de tratamiento de imágenes por parte del cerebro para lo cual se ayuda de los filtros de Gabor para realizar un entrenamiento visual, después del cual se consigue que el usuario no necesite lentes oftálmicas para corregir la presbicia. En otras palabras, es un entrenamiento visual para aumentar la capacidad y la velocidad del cerebro para interpretar imágenes con una disminución variable del contraste, a medida que el entrenamiento va desarrollándose la persona es capaz de ir viendo más fácilmente imágenes “borrosas” y así compensaría la perdida de nitidez provocada por la presbicia.

Según el fabricante los resultados son espectaculares. Después de tan solo tres sesiones de 15 minutos por semana en un periodo de tres meses, el 95% de los usuarios de la aplicación podrían dejar de usar gafas. Estos resultados han sido obtenidos después de realizar un ensayo clínico sobre unas cien personas durante tres años.

Una vez terminada la fase de entrenamiento intensivo y alcanzado el nivel óptimo de agudeza visual, bastaría con dos o tres sesiones mensuales para conservar los efectos del tratamiento y seguir sin utilizar gafas.

Pero el sitio Web de “Glassesoff” va aun mas allá, promete que su software puede ayudar a recuperar hasta el 80% de la agudeza visual que el usuario haya podido perder.

La aplicación estará disponible próximamente al “módico” precio de 95 dólares. El fabricante se la recomienda a los présbitas confirmados, pero también a todos aquellos pré-présbitas que sin tener aun problemas de visión de cerca quieran comenzar a entrenar su sistema visual para evitar la llegada de la presbicia.

Si quereis mas informacion este es su sitio Web: www.glassesoff.com

Mi opinión

Ahora yo voy a dar mi opinión sobre esta aplicación y el principio en el que se basa, pero lo voy hacer porque durante mi carrera profesional he tenido la suerte de trabajar con una empresa que “vendía las maravillas” del entrenamiento visual vía el uso de los filtros de Gabor y también, la de otra que ofrecia un colirio revolucionario y que simplemente era la gran estafa del colirio para corregir la presbicia o vista cansada. En ambos casos la promesa era la misma: dejar de usar gafas.

Esta es mi experiencia y conclusión:

El entrenamiento debe hacerse en unas condiciones ambientales muy concretas y no vale cualquier habitación de su casa para ello, debe ser seguido regularmente por un optometrista, no se debe saltar ningún entrenamiento, quince minutos viendo imágenes con una disminución progresiva del contraste es una autentica maratón visual y a final el resultado es nulo, el sistema no funciona.

Si usted sufre vista cansada y ha llegado hasta este artículo buscando información le daré un buen consejo. Léase este artículo: 11 preguntas y respuestas sobre presbicia y lentes progresivas y después váyase a una óptica. Por el dinero que cuesta la aplicación le van hacer un buen par de gafas para corregir su vista cansada.

No dudéis en dar vuestras opiniones, tanto sobre la noticia como sobre mi conclusión, vuestro punto de vista es siempre el bienvenido.

9 Comentarios

  1. Me parece una labor muy loable la difusión de este tipo de información. En el submundo de Internet y de las apps móviles existen muchas «soluciones milagrosas» para problemas de salud que pueden confundir a muchos usuarios poco o mal informados.

    Lo mejor en caso de experimentar síntomas de presbicia es consultar con un profesional antes de recurrir a soluciones de este tipo.

  2. Hola,
    No soy profesional en este campo, pero he llegado a esta página buscando algo que me ayude a controlar la presbicia. Tengo 42 años y desde hace 2 he empezado a ver borroso, primero utilizaba gafas para leer y hace más de un año el optómetra me recetó unas gafas progresivas a las cuales me he adaptado bien. El problema radica en que cada día estoy peor de la vista, ya que noto que sin gafas cada día veo más borroso. Lo que me interesa saber es si con ejercicios puedo mejorar mi visión.

    Gracias por tu ayuda.

    • No es cierto que a los 40 empieza la presbicia ni que aumenta con el tiempo. Lo cierto es que nos lo están inculcando y nos lo estamos creyendo. Mediante ejercicios se puede controlar y mejorar. Si te pones la gafas consolidas la presbicia y es más difícil de corregir. Ponte en contacto con un educador visual.

      • Hablo el que sabe. Señora usted pone en duda algo que científicamente ha sido confirmado por cientos de especialistas. La presbicia es una consecuencia del envejecimiento y por tanto: todo el mundo llega a ella (alrededor de los 40 años) y todo el mundo necesita una corrección visual o cirugía refractiva para corregirla.

        Lo de ir a ver a un educador visual por que no, cada uno gasta su dinero en lo que quiere, pero no engañe a la gente diciendoles que no es verdad que uno pierde vista de cerca y sobre todo, no les mienta diciendoles que si visitan a un educador visual este le va ayudar a solucionar el problema. Ya puestos yo también voy a poner a contar «historias»: señora su piel no envejece ni se arruga, eso son patrañas, vaya usted a ver a un educador de epidermis que le solucionara el problema y tendrá usted la piel tan tersa como la de un recién nacido.

        Aunque a la señora Nusah le moleste: la presbicia existe, una corrección es necesaria y la terapia visual no vale para nada (yo soy optometrista y se de lo que hablo). Así que cuando usted no vea bien de cerca vaya a ver a su optometrista o su oftalmólogo y que este le prescriba la corrección mas adecuada para volver a leer y trabajar de cerca sin problemas.

        • Me disculpara Sr. Experto, (alias Longitud) pero la forma en como usted responde me parece agresiva.
          Apreciaría que si Usted hace este tipo de reportajes, los publique con su verdadero nombre, ya que dice que es un optometrista. Y de paso hasta nos da la ubicacion de su clínica, por si vivimos por la zona.

          Yo como usuario común y corriente, sí puedo hacer uso del seúdonimo que quiera, porque mi comentario puedo o no agradar. Y no me considero experta de nada, sino que mi opinión está basada en mi propia experiencia, algo que nadie ajeno a mi, puede cuestionar.

          En mi experiencia, yo siempre tuve vista 20/20, hasta que un día se presentó una campaña de «salud visual» como parte de los requisitos del lugar en donde laboraba. Y de los ocho que estabamos en ese departamento, a los ocho nos recomendaron usar lentes. A sugerencia del optometrista, me recetó lentes de «lectura y uso para computadoras», pero no veía nada cuando los usaba. Así que tomé esos lentes y los dejé en la gaveta de mi escritorio- ¿y sabe qué? Mi vista sigue siendo muy buena, después de trabajar en un ambiente cerrado (mi oficina está en un sotano, por ende, no hay ventanas) y laborar pegada a una computadora por casi doce horas al día.
          Mis pobres compañeros comenzaron a sufrir de ojos rojos, dolores de cabeza y migrañas despues de obtener sus lentes… Yo me jacto que mi vista está bien, puedo leer las letras pequeñas en las cajas de medicamentos y leo bien de lejos… después de ocho años en esas condiciones de trabajo, debería usar unos culos de botella enormes, si hubiera aceptado a primera instancia usar unos lentes que en su momento YO no necesitaba.

          Eventualmente, llegaré a vieja, y mi vista podría requerir un par de lentes, pero por ahora, estoy en 20/20 con 47 años de edad. Así que quizá yo sea una rebelde o una excepción a la regla.

          A veces, no digo que no sea necesario en todos los casos, pero el uso de lentes de «uso para computadora» es la falacia tan grande como estas apps.
          Y si me he atrevido a comentar sobre esto, es porque sencillamente su reportaje va bien… pero sus respuestas a quien opina diferente, dista mucho de ser aceptable.

          • Claro Bookworm, seamos transparentes y publiquemos nuestros verdaderos nombres.
            Sorry usted no lo hace por si se vuelve contra usted y yo, no tengo ese derecho? solo usted?

            Llevo mas de 7 años animando este blog, de forma gratuita y desinteresada, y he contestado a miles de comentarios para ayudar a la gente.

            El 99% de mis respuestas son educadas, respetuosas, didácticas y amigables.
            Resta el 1% que reservo a los que escriben para: insultarme, poner en cuestión principios científicos verificados por la experiencia de miles de optométristas, aprovecharse de mi trabajo para hacerse publicidad y un largo etc de gente que haría mejor en continuar su camino y no comentar si no quiere que les pongan en su sitio.

            Pero fíjese en la gracia que tiene el tema, mi blog le ha sido útil. Le ha servido para desahogarse de lo que le paso con esa campaña visual. Ve, pese a lo que piense de mi, le he sido de ayuda. No hay de que.

            Sin acritud, me alegro que vea muy bien y como les digo a muchas otras personas que comentan, no siempre todos los optométristas aciertan y que por tanto, no deben dejar de pedir una segunda opinion si tienen dudas. Pero esos comentarios, así como los otros 99% que le he citado, no ha debido de leerlos por lo que veo.

            Tarde o temprano usted terminara llevando gafas y ese dia por favor, no vuelva por aquí para comentarlo, no nos interesara.

  3. Hola Kino, gracias por tu comentario.

    Mi forma de ver las cosas siempre toma por principio que hay que luchar contra la ignorancia y recordarle a la gente los fundamentales antes de adquirir un producto o pagar por un servicio:

    – Nadie regala duros a pesetas,

    – No todo lo que dice un señor de una Universidad Anglosajona es cierto y verdadero,

    – Hay que contrastar y analizar las informaciones para saber lo que podemos esperar de lo que vamos a adquirir,

    – Hay que apoyarse siempre en gente con experiencia, que conoce su profesión y los productos que vende. Gente de la cual podemos y debemos esperar un seguimiento y una atención de proximidad.

    No siempre deben cumplirse todos los criterios pero es importante saber que leemos, con quien trabajamos y quien esta detrás del producto o el servicio por el que pagamos.

    Saludos y aquí seguiré mucho tiempo.

  4. Enhorabuena compañero, por tus descubrimientos en el submundo de la red y por desenmascarar, ciertas practicas engañosas.

    Lo peor de estos temas, es que lo publicitario y engañoso se mezcla y camufla entre los temas con fondo cientifico real, haciendo parecer que las terapias y tratamientos, que actuan sobre el control de la miopia, o la terapia visual para problemas binoculares (por ejemplo) son tan ciertos o tan engañosos como estas.

    Gracias y sigue así
    Kino

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.