Tratamiento de la degeneración macular seca con suplementos nutricionales



Hoy me permito reproducir aquí un artículo interesantísimo, tanto por el tema que trata, como por la forma de hacerlo así como por los soportes gráficos que aporta. Estoy seguro que ayudara a mucha gente a comprender mejor los tratamientos existentes para esta “nueva plaga para la visión” que es la DMAE.

Articulo:

Desafortunadamente, no hay todavía un tratamiento aprobado para la forma seca de degeneración macular. Sin embargo, un estudio científico ha demostrado que las vitaminas antioxidantes y el zinc pueden reducir el impacto de la degeneración macular en algunas personas, ayudando a hacer más lenta su progresión hacia etapas más avanzadas.

Degeneración macular seca y suplementos nutricionales

El Estudio AREDS 2 (AREDS2) ha demostrado que algunas vitaminas antioxidantes y el cinc pueden reducir el impacto de DMRE en algunas personas.

El estudio reveló que las personas con un mayor riesgo de desarrollar una etapa tardía de degeneración macular y que mantuvieron un suplemento dietético de vitamina C, E, luteína y zeaxantina, conjuntamente con cinc y cobre, redujeron el riesgo de que la enfermedad progrese a etapas avanzadas en por lo menos un 25 por ciento. El mismo tratamiento no pareció lograr los mismos resultadosentre personas sin DMRE, o en las primeras etapas de la enfermedad.

Los suplementos nutricionales que resultaron ser beneficiosos, contienen:

• Vitamina C – 500 mg
• Vitamina E – 400 UI
• Luteína (10mg)
• Zeaxantina (2 mg)
• Óxido de zinc – 80 mg
• Cobre (óxido de cobre) – 2 mg (para prevenir la deficiencia de cobre, que puede estar asociada con el consumo de grandes cantidades de zinc)

Estas vitaminas y minerales se recomiendan cantidades diarias específicas, conjuntamente con una dieta saludable y equilibrada. Algunas personas pueden preferir no tomar dosis altas de antioxidantes o zinc, debido a razones médicas.

Un estudio significativo en mujeres demostró los beneficios del consumo de ácido fólico y vitaminas B6 y B12. Otras investigaciones han demostrado que el consumo de verduras de hoja verde oscura, y de frutas y vegetales coloridos (amarillos, naranja) ricos en luteína y zeaxantina, pueden reducir su riesgo de desarrollar degeneración macular.

Es muy importante recordar que los suplementos vitamínicos no son una cura para la degeneración macular, ni tampoco devolverán la visión que ya se ha perdido debido a la enfermedad. No obstante, una cantidades específica de estos suplementos juega un papel clave en la ayuda para mantener la visión entre personas con alto riesgo de desarrollar estados avanzados de degeneración macular húmeda (el estado más avanzado de la enfermedad).

Hable con su oftalmólogo para saber si usted está en riesgo de desarrollar degeneración macular avanzada, y si estos suplementos le pueden ser recomendados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.