Las lentes de contacto modifican la flora bacteriana ocular

Igual que la piel, la boca, la vagina o el intestino, también el ojo humano alberga una variada población de bacterias que le confieren protección contra otros microorganismos extraños. Sin embargo, como han demostrado científicos de Nueva York (EEUU), el uso de lentes de contacto puede modificar esa flora microbial, lo que explicaría porqué los usuarios de lentillas tienen más riesgo de infecciones.

Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto

Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto «reduciendo» los riesgos que el método tradicional puede implicar, al menos esto es lo que nos venden sus conceptores, que ven el proceso de colocar y retirar las lentillas como una de las razones por las que muchas personas optan por llevar gafas frente a la alternativa de las lentes de contacto.

ortoK, miopia lentillas, lentillas rigidas

Ortoqueratología u Ortho-K

Corregir la miopía y reducir la dependencia de las gafas o de los lentes de contacto sin necesidad de cirugía puede parecer imposible. Sin embargo, gracias al recurso conocido como ortoqueratología, Orthokeratology u Ortho-K es una realidad. El procedimiento no es nuevo. Los especialistas en lentes de contacto lo han practicado durante años, pero el interés de los pacientes se ha incrementado en los últimos años.

Lentes de contacto con zoom

Un nuevo invento acerca el desarrollo de la ‘super-visión’ en el ser humano gracias a unas lentillas que hacen que el ojo sea capaz de enfocar casi 3 veces más lejos, al tiempo que también permitiría ver mejor de cerca.

¿Y si la revolución 3D también pasase por la lentes de contacto?

Las lentes de contacto también podrían ser actores principales en la revolución que se esta comenzado a producir alrededor de la 3D. Un equipo de la Universidad de Princeton, dirigido por el profesor McAlpine, ha realizado una verdadera proeza técnica: crear un lente de contacto de visión 3D, utilizando una impresora 3D.