Ortoqueratología u Ortho-K

ortoK, miopia lentillas, lentillas rigidas

ortoK, miopia lentillas, lentillas rigidas

Cómo dice el propio autor del artículo no se trata de una técnica nueva pero me ha parecido interesante publicarlo en el blog.

Seria interesante que quien haya estado en contacto con esta técnica, tanto siendo usuario como profesional de la visión que la haya puesto en practica, nos diese sus impresiones y su opinión.

Artículo:

La ortoqueratología, una solución intermedia a la miopía


Corregir la miopía y reducir la dependencia de las gafas o de los lentes de contacto sin necesidad de cirugía puede parecer imposible. Sin embargo, gracias al recurso conocido como ortoqueratología, Orthokeratology u Ortho-K es una realidad. El procedimiento no es nuevo. Los especialistas en lentes de contacto lo han practicado durante años, pero el interés de los pacientes se ha incrementado en los últimos años.

“No mucha gente sabe del procedimiento, a menos que su médico se lo mencione’’, destaca el optometrista Robert Grand, quien en su consulta en Miami se especializa en el procedimiento.

Ortho-K consiste en el moldeamiento temporal de la córnea con el uso nocturno de lentes especiales a fin de evitar el uso de las gafas durante el día.

La ortoqueratología funciona especialmente en personas con miopía, un defecto refractivo del ojo que se manifiesta porque el paciente tiene mala visión de lejos y buena de cerca. Por lo general, la enfermedad se manifiesta en la edad escolar, cuando el estudiante no puede ver el tablero, no puede leer letreros o reconocer la cara de las personas a distancia.

La solución definitiva para la miopía es la cirugía refractiva con el uso de la técnica Lasik pero, para quienes buscan una solución intermedia, el recurso de la queratología resulta una solución. Especialmente se interesan en este tratamiento los adolescentes, que por razones de edad no son candidatos a la cirugía Lasik, que se les puede practicar después de cumplidos 21 años, cuando se supone que se ha estabilizado la enfermedad. También resulta una solución para aquellas personas que practican deportes de manera regular o que trabajan en ambientes con mucho polvo y que con el uso de los lentes de contacto regulares podrían tener molestias o dificultades.

La ortoqueratología, al igual que el Lasik, corrige o remodela la curvatura de la córnea para que la luz entre al ojo de manera correcta y la imagen se enfoque más precisa en la retina. Pero, su efecto es temporal.
“Estos lentes especiales se usan en la noche y generalmente este tiempo es suficiente para eliminar el uso de gafas o lentes de contacto durante el día’’, explica Grand.

Los lentes de Ortho-K son hechos a la medida de cada paciente, después que el especialista revisa al paciente y mide la curvatura de la córnea a través de un medidor especial.

“Los diferentes tipos de curvaturas de los lentes de Ortho-K ayudan a acelerar el proceso de moldeamiento de la córnea, se hacen de un material flexible y poroso, más rígido que el de los lentes de contacto suaves, y necesitan ser reemplazados aproximadamente cada año porque se deterioran’’, agrega.

Estos lentes moldeadores que se usan durante las horas de sueño, explica, en caso dado, permiten ver de manera correcta si la persona se despierta en medio de la noche.

La ortoqueratología se puede recomendar a personas de cualquier edad, sin embargo, entre la gente joven hay mayor preocupación debido a los riesgos de infecciones causados por el descuido.

“Todos los lentes de contacto conllevan cierto riesgo de infección, aunque con los de Ortho-K es pequeño si se compara con los lentes de contacto suaves. Sin embargo, las infecciones pueden ser evitadas si se toman precauciones como lavarse bien las manos cuando se manipulan los lentes y si estos se desinfectan a diario en soluciones especiales”, advierte Grand.

En el 2002, la FDA aprobó a Paragon Vision Sciences la remodelación nocturna de la córnea llamada Corneal Refractive Therapy (CRT) a través de lentes especiales.

Los lentes de ortoqueratología sólo pueden ser recetados por especialistas certificados en el procedimiento. El objetivo del tratamiento es lograr una medida 20/20, que corresponde a una visión normal; sin embargo se considera aceptable 20/40, una medida mínima para poder conducir en Estados Unidos.

Una vez que se inicia el tratamiento, la mejoría en la agudeza visual depende de cada paciente.
“Algunos registran una mejoría después de 10 minutos de uso de los lentes; pero para lograr un efecto de una visión de 20/20 se requiere dormir con ellos por aproximadamente de 7 a 14 días’’, calcula Grand.

Cierto número de pacientes, al principio del tratamiento, se quejan de ver halos, los cuales están supuestos a reducirse con el tiempo, pero a veces no se van por completo.

“Los halos ocurren en raras ocasiones, gracias a una cuidadosa medida y selección de los lentes adecuados para cada paciente’’, indica el especialista.

No obstante, la ortoqueratología es costosa. De acuerdo con Grand, el promedio de un tratamiento con los lentes de ortoqueratología puede ir de los $1,500 a los $ 3,000. Los lentes duran un año aproximadamente.

La terapia Ortho-K tiene un carácter reversible. Si los lentes se dejan de usar la córnea vuelve a su estado inicial. De esta manera, si el paciente decide que quiere practicarse la cirugía correctiva con Lasik, debe descontinuar el uso de los lentes durante un tiempo prudencial para que la córnea recupere su forma original antes de la operación.

Fuente : El Nuevo Herald

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.