Medicamentos para miopía e hipermetropía

miopia tratamiento, miopia farmaco

miopia tratamiento, miopia farmaco

Científicos australianos han descubierto un gen asociado a la hipermetropía, que eventualmente podría conducir a un tratamiento mediante medicamentos de este defecto visual.

Según el Centro para la Investigación sobre la Visión de Melbourne, que dirigió el trabajo, este descubrimiento es de gran importancia. » Proporciona pistas importantes sobre los mecanismos biológicos implicados en el desarrollo del ojo » explica el profesor Paul Baird, quien dirigió la investigación. » Esto nos ayudará a desarrollar nuevos medicamentos y, esperamos así, mejorar la salud visual en general «.

Un gen también implicado en la miopía

Mediante el análisis del ADN de 551 adultos australianos, los científicos han identificado variaciones genéticas asociadas a la hipermetropía. Se trataría de un mecanismo por el cual un gen (HGF) perturba el proceso de emetropizacion del ojo y conduce a la aparición de esta ametropía.

Este gen también está implicado en la aparición de la miopía. «En los miopes que hemos estudiado, hemos observado también cambios en el HGF».

¿Cuándo podríamos esperar un fármaco contra la hipermetropía y la miopía?

» Esta posibilidad es, por supuesto, un poco lejana, pero si conocemos el gen y sus acciones en el organismo, entonces podremos centrar nuestro trabajo en esta dirección…» explica el Prof. Paul Baird. Los detalles de este descubrimiento y sus perspectivas pronto serán publicados en la revista Ophthalmology.

En 2008 ya se habían publicado en Estados Unidos varios estudios explicando la utilización de la pirenzepina y la atropina en el tratamiento de la miopía.

La pirenzepina, que ya se utiliza como inhibidor de la secreción de ácido en el estómago, se aplicó en 53 niños con miopía moderada durante dos años. La miopía aumento un promedio de 0,58 dioptrías, frente a las 0,99 dioptrías que aumento en 31 niños, tratados con placebo. Durante el estudio, el 37% de los niños tratados con el fármaco tuvieron que cambiar sus gafas, contra el 68% de los niños tratados con placebo.

Un segundo estudio, publicado en la Revista de la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo, explicaba como otra sustancia, la atropina, produce los mismos resultados, pero con efectos secundarios significativos. Con la pirenzepina sólo el 11% de los niños interrumpieron el tratamiento debido a la irritación.

Por ahora no se trata que de estudios. Que un fármaco frente a estas ametropías vea la luz sigue quedando lejos, ya que las consecuencias a medio y largo plazo del uso de estas sustancias siguen siendo desconocidas en la actualidad.

Sin embargo las apuestas para encontrar un tratamiento son considerables: la miopía afecta a entre el 15 y el 20% de los menores de 20 años en Francia y al 70% en Japón. En el 2020, podría afectar a un tercio de la población mundial.

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.