Conjuntivitis alérgica: no se automedique

cloranfenicol

Lo que yo retengo de este artículo sobre la conjuntivitis alérgica que me llega desde Paraguay (por eso veréis que hablan de primavera):

  1. Automedicarse los fármacos calman momentáneamente las molestias, pero puede agravar la patología;
  2. Es el propio paciente quien hace el diagnóstico, pues, al mirarse y ver los signos de enrojecimiento, acompañado de secreción, lagrimeo, y muchas veces con dolor, y dificultad para mirar en la luz, acuden a una consulta;
  3. En la mayoría de los casos, el tratamiento pasa por identificar y eliminar la sustancia sensibilizante, acompañado del alivio de las molestias, con el uso tópico de soluciones esteroides, antibióticos, así como también compresas frías, protección de los ojos del sol;
  4. La conjuntivitis alérgica, de no ser tratada, es más que predecible que sigan las molestias, empeoren los signos oculares, hasta que llega el momento del dolor ocular, que es el síntoma que suele determinar la consulta del paciente;
  5. No existe ningún estudio sobre la incidencia de la alergia ocular en nuestro país, “aunque atendiendo la frecuencia de los casos vistos en los consultorios diariamente, podemos inferir que, en los últimos años, con todos los desajustes ecológicos y medioambientales existe un aumento considerablemente llamativo.

Más información: Conjuntivitis u ojo rojo, no te preocupes, no es tan grave

Podréis encontrar mucha mas información leyendo el artículo completo que encontrareis a continuación:

Artículo:

La conjuntivitis alérgica es una de las afecciones oculares que se da con frecuencia en este periodo del año, debido al clima seco que caracteriza la llegada de la primavera, sumando a la sensibilidad al polen de los pacientes y la contaminación ambiental.

Si bien esta enfermedad no produce daños a la visión, lo más recomendable es no automedicarse. Los fármacos calman momentáneamente las molestias, pero puede agravar la patología, advierte la doctora Cirila Espínola de Ruiz Díaz, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Oftalmología.

La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva ocular, de inicio agudo, donde la alergia constituye el factor causal y ocasionalmente, puede volverse crónica y afectar también a los párpados, indicó la profesional.

NO AUTOMEDICARSE

La doctora manifestó que la mayoría de las veces los pacientes se automedican con productos que les calman momentáneamente las molestias, pero que resultan más irritantes para la conjuntiva ocular, empeorando la patología, volviéndola crónica, y complicando el tratamiento del profesional oftalmólogo.

Las causas y los síntomas de estas afecciones pueden ser variados. En el caso de la conjuntivitis atópica, consisten en la inflamación conjuntival, que se produce por la sensibilidad al polen en aquellos pacientes que presentan otras lesiones alérgicas, como fiebres de heno y a veces asma, mientras que la conjuntivitis por contacto es una reacción alérgica ante la aplicación tópica de fármacos u otras sustancias químicas irritantes.

Una de las más molestosas es la conjuntivitis flictenular, que en casos más graves, el paciente puede llegar a presentar úlceras, mencionó la doctora. La inflamación producida va acompañada de la formación de una o más ampollas, que se llaman flictenulas. Sin embargo, la conjuntivitis alérgica tiene una evolución crónica, de varios años, que aparece durante el calor y mejora o desaparece por completo en el invierno. Afecta a ambos ojos y se da en mayor porcentaje en los niños. Se manifiesta, tanto en la conjuntiva como en los párpados.

DIAGNÓSTICO

La especialista señaló que generalmente es el propio paciente quien hace el diagnóstico, pues, al mirarse y ver los signos de enrojecimiento, acompañado de secreción, lagrimeo, y muchas veces con dolor, y dificultad para mirar en la luz, acuden a una consulta.

“A veces los pacientes vienen y nos dicen doctora vengo porque tengo conjuntivitis. Son pacientes que ya se conocen alérgicos, o descubrimos su alergia en la consulta”, comentó.

TRATAMIENTO

Es aplicado según el tipo de conjuntivitis; en la mayoría de los casos, consiste en identificar y eliminar la sustancia sensibilizante, acompañado del alivio de las molestias, con el uso tópico de soluciones esteroides, antibióticos, así como también compresas frías, protección de los ojos del sol.

En general, esta es una patología de tratamiento multidisciplinario, debe colaborar con el oftalmólogo, médico clínico, el pediatra y el alergista.

INCIDE LA CONTAMINACIÓN MEDIOAMBIENTAL

La conjuntivitis alérgica, de no ser tratada, es más que predecible que sigan las molestias, empeoren los signos oculares, hasta que llega el momento del dolor ocular, que es el síntoma que suele determinar la consulta del paciente, explicó la doctora Cirila Espínola de Ruiz Díaz, titular del gremio que nuclea a profesionales oftalmólogos.

Así también, aclaró que la conjuntivitis alérgica no produce daño en la visión, pero en los casos en que el edema o hinchazón de la conjuntiva afecta también a la córnea, puede ocasionar una visión borrosa, mientras dure la enfermedad.

Por otro lado, indicó que no existe ningún estudio sobre la incidencia de la alergia ocular en nuestro país, “aunque atendiendo la frecuencia de los casos vistos en los consultorios diariamente, podemos inferir que, en los últimos años, con todos los desajustes ecológicos y medioambientales existe un aumento considerablemente llamativo, no solo de los casos de alergia ocular, sino de todo tipo de manifestación alérgica del organismo.

Fuente: La Nación (Paraguay)

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments