Lentes de contacto, la alternativa estética

Las lentillaslentes de contacto han tenido una mejor aceptación por parte de todos los públicos en los últimos años por razones terapéuticas, estéticas o cosméticas, lo que impulsó el registro de ventas, pero sobre todo un marcado reposicionamiento de este versátil producto. De hecho, existen varios tipos de lentes de contacto que responden a distintos requerimientos y preferencias, como la comodidad, la ampliación del campo visual y la adaptación del instrumento a la curvatura del ojo.

Ventajas de las lentes de contacto

Desde bebés con cataratas congénitas hasta personas mayores que se animan a afrontar el cambio de los anteojos por una alternativa moderna y más cómoda, se convierten en habitués de los lentes de contacto que facilitan y simplifican el andar: una de las ventajas más mencionadas por los usuarios y especialistas.

En ese sentido, el médico oftalmólogo Daniel Fontán comentó que “los lentes tradicionales limitan la visión al punto céntrico del cristal, mientras que los de contacto acompañan al movimiento del ojo en cualquier dirección”.

Otras ventajas, según comentó la técnica contactóloga Ana Ferrigno, tienen que ver con una sustancial mejora “en la visión y estética de las personas que usan graduaciones muy altas y también de aquellas que no ven de un ojo o tienen algún problema por una cirugía o un accidente. La lente cosmética ayuda con una apariencia mucho más agradable, emparejando el color de los ojos y a su vez mejorando los problemas detectados”, comentó.

Es así como los lentes de contacto se han vuelto un recurso muy utilizado por los deportistas, ya que también hay lentes sin graduación y con filtros solares que protegen la vista.

Otra diferencia con los anteojos tradicionales, según Fontán, es que estos no se mojan. “Si bien es posible que se caigan o se despeguen del ojo, no implican inconvenientes como los anteojos que se mojan”, señaló el oftalmólogo.

Inconvenientes de las lentes de contacto

Pese a las ventajas, hay quienes todavía advierten inconvenientes. En este punto, Ferrigno aseguró que todo tiene que ver con “un correcto uso y cuidado higiénico de los lentes. De lo contrario -por razones obvias- pueden convertirse en fuentes de enfermedades oculares”.

Uno de los casos más comunes es el de la conjuntivitis, sin embargo puede derivar también en daños en la córnea o la conjuntiva, que son las partes del ojo que protegen al globo ocular.

Lentes de contacto, una cuestión de costumbre

“Lo importante es que el paciente se quite los lentes todos los días para higienizarlos y a la vez dejar oxigenar el ojo, de lo contrario estaría atentando contra la salud visual”, comentó Ferrigno. En caso de que esto no se respete se podría producir un edema o una inflamación en la córnea.

No obstante, los especialistas y profesionales de la materia insisten en que es necesario que el lente de contacto esté recetado por el médico oftalmólogo y sea probado y vendido por un contactólogo profesional.

Al respecto Fontán agregó que “es muy importante que sea un contactólogo el que provea de lentes al paciente porque son ellos los que conocen la curvatura y las diferentes adaptaciones del elemento al ojo humano”.

Todo el mundo puede usar lentes de contacto

Según coincidieron los profesionales consultados, no cualquier persona puede usar lentes de contacto. “Hay casos de presbicia -cuando no se puede ver bien los objetos próximos- en edades avanzadas en los que no se puede utilizar estos elementos porque la vista ya está corregida y si se le agrega ese aumento perjudicaría la visión de lejos”, comentó Fontán.

Generalmente los casos de miopía e hipermetropía tienen una alternativa simple, “sin embargo aquellos que poseen astigmatismo grave necesitan un lente especial permanente”, comentó una contactóloga de la óptica ubicada en calle Mendoza casi Junín.

Teniendo en cuenta las recomendaciones de precaución y cuidado, los profesionales de la vista aseguran que no existe mayor problema entre el traspaso del uso de anteojos al de lentes de contacto más que el período de adaptación.

“Es altamente recomendable usarlo, es una alternativa sana y cómoda para el paciente. Es cuestión de costumbre. Las desventajas generalmente no van más allá del período de acostumbramiento al cuerpo extraño”, confirmó el oftalmólogo.

Fuente: www.el-litoral.com.ar

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
ALEXANDRA

estoy de acuerdo con muchas cosas que comenta este artuculo, pero quisiera aclarar que en la actualizadad tambien existen lentes de contacto progresivos, utilizados en pacientes con presbicia.

Longitud

Es cierto, en España existe un excelente nivel entre los ópticos-optometristas en lo relativo a la adaptación de lentes de contacto. El articulo viene de Argentina y si no me equivoco allí la profesión no esta tan desarrollada como aquí, siendo los oftalmólogos los referentes para la adaptación de lentillas.

OPTICA SAVIS

Estoy de acuerdo en general, salvo que creo que se debería puntualizar una frase en la que hace referencia a la adaptación de lentes de contacto por un oftalmólogo. Creo que la mayoría de ópticos optometristas están más preparados que los oftalmólogos. Se le presta más atención a la formación a los ópticos optometristas en la rama de contactología que la formación que le presta a los oftalmólogos en esta materia. Por supuesto que son generalidades pero lo cierto es que basta con hacer unas preguntas en la materiua de contactología para obtener respuestas.