Las lentes de contacto, una opción poco utilizada

El porcentaje del 5% me deja un poco sorprendido, vaya por delante que no lo pongo en duda ya que respeto mucho a quienes lo han estimado, pero personalmente me parece bajo.

Noticia

Sólo el 5% de las personas que necesitan algún sistema de corrección visual se decantan por las lentes de contacto

Casi 23 millones de personas en España necesitan algún tipo de sistema de corrección de su visión como gafas o lentillas, sin embargo, sólo el 5 por ciento de las personas que necesitan algún sistema de corrección visual se decantan por las lentes de contacto, asegura el oftalmólogo de Sanitas y director médico del Instituto de Oftalmología Avanzada, el doctor Francisco Poyales.

Al menos, de cinco millones de personas que utilizan gafas podrían usar lentillas, ya que se sabe la visión del paciente puede ser mejor usándolas. «Si nos referimos a los defectos de refracción como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, sobre todo en las miopía medias y altas, la visión del paciente mejora con las lentes de contacto. Eso no quiere decir que mejore su defecto visual sino que su visión es mayor», explica el doctor Poyales.

«En el resto de defectos visuales, en la mayoría de los casos la visión es similar con los dos sistemas, si bien a muchos pacientes, les resulta más cómodo el uso de lentillas, especialmente las desechables», añade.
Aunque existen varios tipos de lentillas como pueden ser las diarias o mensuales, recuerda que antes de utilizarlas de forma habitual es recomendable que un profesional realice una evaluación completa que incluya la anatomía del ojo, el defecto refractivo o el tipo de lágrima antes de decidir cuál es el tipo de lente que resulta más aconsejable en cada caso.

En esta línea, asegura que «también es importante tener en cuenta los hobbies o el ambiente laboral donde se mueve la persona que va a utilizar las lentillas ya que son factores que pueden influir en su comodidad o en una mejor corrección del defecto refractivo».

Las personas que necesitan un sistema de corrección visual y se decantan por el uso de lentillas lo hacen, entre otras razones, «por la comodidad que supone su uso, por cuestiones estéticas, ya que apenas se notan, o por lograr que el campo de visión quede totalmente cubierto».

Por el contrario, quienes optan por el uso de gafas lo hacen, entre otros motivos, por la posibilidad de disponer de diferentes diseños que responden a su gusto y a las tendencias de moda, ya que en ocasiones las gafas son un complemento más. Así, asegura el oftalmólogo de Sanitas, «en el caso de las gafas de sol graduadas ofrecen muchas posibilidades de utilización ya que tanto el diseño como los cristales responden a tendencias, por ejemplo este verano se ha producido un resurgimiento de los gafas de sol tipo espejo».

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Diego

A mí también me sorprende ese dato porque conozco a mucha gente que usa lentillas, especialmente mujeres, que las ven como un símbolo de imagen y se ven más favorecidas con ellas que usando gafas.

En cambio, los hombres suelen ser poco dados a ponerse lentillas, salvo que practiquen algún deporte o trabajen en un ámbito donde la imagen y la coquetería sean fundamentales (por ejemplo, los actores de Hollywood).