Prediabetes, una «epidemia creciente» entre adolescentes y jóvenes adultos

prediabetes joven diabetico

El artículo de hoy está relacionado con un término médico que no todo el mundo conoce, la prediabetes. La prediabetes es la definición que se da a los niveles de glucosa en sangre por encima de los valores normales pero no son tan altos como para llamarse diabetes mellitus—un nivel entre el normal y el de la diabetes.

Se estima que 1 de cada 5 adolescentes y 1 de cada 4 adultos jóvenes tienen prediabetes

En este estudio, publicado en JAMA Pediatrics (link al final del post), se analizan los resultados de un estudio transversal realizado a partir de los datos del National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) entre 2005-2016. La muestra del estudio estaba compuesta por 5.786 participantes, adolescentes (de entre 12 y 18 años) y adultos jóvenes (de entre 19 y 34 años) sin diabetes, según sus valores de glucosa en plasma en ayunas, glucosa en plasma dos horas después de una prueba de tolerancia a la glucosa oral de 75 g, y sus niveles de HbA1c.

Los hallazgos del estudio sobre la prediabetes

  • Se estima que 1 de cada 5 adolescentes y 1 de cada 4 adultos jóvenes tienen prediabetes.
  • Alrededor del 10% de la población de EE. UU. vive con diabetes.
  • La prevalencia ajustada de prediabetes es mayor en hombres que en mujeres y en personas obesas.
  • Los adolescentes y adultos jóvenes con prediabetes tenían niveles de colesterol significativamente más altos, presión arterial sistólica, grasa abdominal y menor sensibilidad a la insulina que aquellos con tolerancia normal a la glucosa, lo que aumentó su riesgo de diabetes tipo 2 y otras enfermedades cardiovasculares.

¿Estamos ante una nueva crisis médica?

«La prevalencia de prediabetes en adolescentes y adultos jóvenes refuerza la necesidad de implementar rápida y seriamente estrategias efectivas de salud pública que promuevan hábitos alimenticios saludables, actividad física y gestión del estrés», comenta en el estudio el director del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) Robert Redfield.

«Estos hábitos saludables en el estilo de vida pueden y deben comenzar pronto, desde niños y deben continuar durante la adolescencia y hasta la edad adulta para reducir la aparición de diabetes tipo 2».

Para la doctora Ann Albright, directora de la división CDC’s translation: «Ya estamos viendo mayores tasas de diabetes tipo 2 y complicaciones relacionadas con la diabetes en adolescentes y adultos jóvenes, y estos nuevos hallazgos son la evidencia de que una epidemia está empezando a coger forma y volviéndose una amenaza extremadamente preocupante para el futuro de la salud de la población.»

Motivos de preocupación

Las personas con prediabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y otras patologías asociadas a la misma, como enfermedades renales y cardiovasculares.

El estudio nos dice que hay un problema que debe abordarse ahora, ya que las personas con prediabetes tarde o temprano van a convertirse en diabéticos. Y cuando eso ocurra, entre un 20-25% de la población de jóvenes norteamericanos estará en riesgo de sufrir diabetes. Si no se trata ya, este problema se convertirá en una epidemia en un corto período de tiempo.

En 2040 una de cada 10 personas en el mundo sera diabetica

Las cifras anteriores se refieren a los Estados Unidos, pero no creáis que es un problema exclusivo de la sociedad norteamericana. Se calcula que la diabetes afecta entre un 5 y 10% de la población mundial. Por cada persona que se diagnostica, dicen los expertos que hay otra que no ha sido tratada. Los datos de incidencia de esta enfermedad serán pues orientativos. En España más de 2 millones de personas no saben que padece diabetes, presenta los síntomas, aunque no ha recibido un diagnóstico.

Hay un total de 428 millones de personas diabéticas en el mundo. Los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo (el tiempo de uso de pantallas excesivo y la ociosidad) en determinados colectivos (sobre todo los jóvenes) hace que está cifra vaya aumentando de forma preocupante. Dicen los especialistas que en 2040 una de cada 10 personas en el mundo padecerá esta enfermedad.

Estas cifras demuestran que es tiempo de reaccionar, ya que la elección de no hacer nada podría ser catastrófica. Si no se aborda ahora, el problema solo empeorará.

Las principales consecuencias de un mal cuidado de la enfermedad pueden ser traumáticas para el paciente. Un 70% de las amputaciones no traumáticas de extremidades son a causa de la diabetes. No mantener las pautas adecuadas o el control necesarios de esta enfermedad también puede provocar un 16% ceguera entre el porcentaje total de diabéticos diagnosticados. Es importante acudir a controles oftalmológicos necesarios, la retina diabética es una de las terribles consecuencias de esta dolencia.

El rol de los optometristas y los oftalmólogos frente a la prediabetes

Su rol es ser proactivos y convertirse en la primera barrera de defensa frente a este problema.

Primero, identificando a los pacientes con prediabetes a través de exámenes oculares exhaustivos. Una vez identificados, derivar los pacientes, según la edad, a programas de prevención de diabetes y trabajando en colaboración con los médicos de atención primaria.

En segundo lugar, desempeñando un papel en la educación continua de sus pacientes jóvenes y de sus padres sobre la diabetes, incluyendo consejos y explicaciones sobre cómo el ejercicio, la dieta y los medicamentos pueden preservar la calidad de vida.

En conclusión, estar atentos ahora en lugar de esperar a que surja el problema cuando sean adultos y sea demasiado tarde.

Estudio: Prevalence of Prediabetes Among Adolescents and Young Adults in the United States, 2005-2016

¡Deja una comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Avísame si