La gente, ¿se cuida la vista?

Una entrevista que hoy me permito reproducir en el blog cuya lectura os recomiendo a todos, pero sobre todo a los que no están familiarizados con nuestra profesión.

Lo que yo destaco:

  • Los problemas más comunes son la miopía y el astigmatismo, pero existen otras disfunciones oculares importantes. Las acomodativas y binoculares son muy frecuentes, y muchos jóvenes desconocen los síntomas.
  • Hay muchos aparatos que diagnostican extraordinariamente todas las patologías mediante un escáner. Hace veinte años era algo impensable.
  • Es muy importante estar protegido por unas buenas gafas de sol. Muchos adquieren unas lentes en establecimientos que no son ópticas, y cometen un error grave.
  • El sistema visual no está preparado para trabajar ocho horas al día delante de un ordenador.
  • De lo que sí me he dado cuenta es de que muchos estudiantes que entran a la facultad no son vocacionales. Yo creo que logramos enamorarlos de la visión.

Por cierto, os voy a contar una cosa personal. El último párrafo que he destacado fue mi caso, y madre mía las vueltas que ha dado mi vida desde aquel lejano día que entre en la facultad de San Blas, tras aquellos “ojos” que seguía sin saber donde iba para encontrarme con una profesion que me haría recorrer un camino, que entonces ni de lejos imaginaba. No me arrepiento, todo lo contrario y algún día os lo contaré con detalle. ;-), hasta entonces, buena lectura.

La entrevista:

«Los ojos no están preparados para someterlos 8 horas al día al ordenador»

Nació en Murcia en 1960 y se ha dedicado toda su vida a ver, observar y diagnosticar las disfunciones en los ojos de los demás. Francisco Lara imparte clases en la Facultad de Óptica y Optometría en la Universidad de Murcia, dirige la Óptica Lara y además trabaja en la Clínica Universitaria de Visión Integral (CUVI).

-¿Cuáles son los problemas oculares más comunes que desconoce la gente?

-Los problemas más comunes son la miopía y el astigmatismo, pero existen otras disfunciones oculares importantes. Las acomodativas y binoculares son muy frecuentes, y muchos jóvenes desconocen los síntomas. Las acomodativas se producen por un fallo en el cristalino, por someter la vista de cerca de forma excesiva. Suelen presentarse después de estar un rato leyendo, ya que la vista se cansa. En cambio, las disfunciones binoculares dan la cara cuando uno, por ejemplo, está leyendo y se equivoca o se salta alguna línea.

-La gente, ¿se cuida la vista?

-Cada vez las personas se preocupan más por la visión. En estos momentos se hacen muchas campañas preventivas, y vivimos en una sociedad donde hay más revisiones de salud que nunca. Pero hay que incidir en que la gente se haga más estudios oculares. Me alegra ver a muchos padres que traen a sus niños para que revisemos su visión. Un estudio en el año 2000 reveló que el 30% de los jóvenes de 30 años sufrían miopía.

-¿Qué nuevos avances tecnológicos hay?

-Hay muchos aparatos que diagnostican extraordinariamente todas las patologías mediante un escáner. Hace veinte años era algo impensable. Ahora, son muchas las máquinas que evalúan el ojo en todos sus aspectos.

-Ahora se aproxima la época estival. ¿Qué problemas puede producir el sol en la visión?

-Nos encontramos en una zona en la que, afortunadamente, hay mucha luz. Es muy importante estar protegido por unas buenas gafas de sol. Muchos adquieren unas lentes en establecimientos que no son ópticas, y cometen un error grave. El problema de ese tipo de gafa, de mala calidad, es que los cristales son muy oscuros y no cortan la radiación, y se altera de este modo cualquier medio ocular. Por eso es importante que la gente en verano utilice gafas de sol homologadas. Además, no son caras; hay de todos los precios.

-Vivimos en la era de las nuevas tecnologías y pasamos muchas horas al día forzando la vista delante de una pantalla de ordenador. ¿De qué forma afecta a la visión?

-El sistema visual no está preparado para trabajar ocho horas al día delante de un ordenador. Lo más común es la astenopia (picor, dolor de ojos…). Se recomienda hacer un descanso cada 45 minutos, que la pantalla sea de calidad y tenga buen contraste, y que el teclado esté bien iluminado. La posición de la pantalla es muy importante: la parte superior debe estar a la altura de los ojos.

-Además de dirigir la óptica, imparte clases en la Facultad de Óptica y Optometría de la UMU y trabaja en la Clínica Universitaria de Visión Integral (CUVI). Sus alumnos, ¿le miran con buenos ojos?

-Yo qué sé; no tengo ni idea (risas). El ambiente en la facultad es muy bueno. De lo que sí me he dado cuenta es de que muchos estudiantes que entran a la facultad no son vocacionales. Yo creo que logramos enamorarlos de la visión. En el primer curso pretendemos que los alumnos adoren los ojos. Y lo conseguimos. Luego salen muy buenos profesionales de la visión, algo que nos enorgullece por completo.

Fuente: Laverdad.es (Murcia)

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.