Los movimientos oculares al ver la televisión podrían revelar la presencia de glaucoma

La manera en la que una persona ve la televisión podría ofrecer pistas sobre si sufren o no glaucoma. Esto es lo que se desprende de un estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores británicos, un descubrimiento que podría abrir la puerta en un futuro no muy lejano a definir un método, sencillo y no invasivo, de detección para esta enfermedad.

Cuando vemos una película u otra emisión en la televisión, nuestros ojos realizan un enorme número de pequeños y rápidos movimientos, y los investigadores llevan mucho tiempo interesándose en ellos. El objetivo es saber si deficiencias neurológicas, tales como daños en el nervio óptico o en la retina, podrían dejar una firma o huella de la enfermedad en los patrones de esos movimientos oculares.

En la investigación que hoy os comento, un grupo de investigadores de la City University of London observaron a 32 pacientes mayores con una buena salud visual y 44 que presentaban diferentes niveles de daños visuales provocados por el glaucoma. La media de edad de los pacientes variaba entre los 68 años para el primer grupo y 69 para el segundo.

Usando un software de “eye tracking”, los investigadores captaron miles de pequeños movimientos oculares de los pacientes mientras que estos veían un grupo de tres videoclips. Esos datos fueron recuperados por el equipo liderado por David Crabb, Profesor de estadística e investigación visual, para generar mapas con una representación grafica de los movimientos oculares con el objetivo de analizarlos y ver si existía alguna tendencia predefinida.

Escondidos en los datos

Sin embargo, el patrón de comportamiento no es inmediatamente claro. Esos mapas pueden parecer a simple vista un amasijo de líneas sin sentido, lo que hace que la identificación de un «patrón para detectar el glaucoma’ sea difícil, ya que las tendencias de esos movimientos que permiten identificar el patrón, están enmascarados por la gran cantidad de datos que contienen los mapas.

Pero gracias al uso de técnicas estadísticas empleadas normalmente en el laboratorio de genética para filtrar grandes cantidades de datos, los investigadores lograron poner de manifiesto esas tendencias e identificar aquellos pacientes con glaucoma de aquellos que tienen una correcta salud visual.

Según el Profesor Crabb: «Hemos demostrado que la técnica funciona y que el principio en el que se basa esta prueba nos permite detectar pacientes con un trastorno visual frente a personas con una visión saludable y que tienen la misma edad.»

Además este nuevo tipo de test podría encontrar un aliado inesperado, los fabricantes de teléfonos de ultima generación, ya que todos están incorporando esta tecnología de “eye tracking” para controlar ciertas funciones que sus últimos modelos proponen, como por ejemplo desbloquear el teléfono, lo que podría dar lugar a una fuente barata y fácilmente disponible del instrumento sobre el cual proponer esta nueva tecnología de control.

“A día de hoy vemos varias opciones interesantes para que esta investigación encuentre en un futuro aplicaciones practicas y pueda ser puesta a disposición de los profesionales sanitarios de todo el mundo. Esta técnica permitirá por ejemplo monitorizar de forma sencilla a los pacientes durante largos periodos de tiempo, y permitir a los médicos detectar rápidamente signos de deterioración. Además como el test podría ser realizado de forma remota gracias a un telefono inteligente, una tablet o un ordenador, los pacientes no tendrán que desplacerse para hacer la prueba y podrán hacerlas de forma periódica”;

Ahora el objetivo del equipo de investigadores es poder monitorizar a los pacientes usando esta técnica pero durante un periodo de tiempo mas largo y asi explorar si existen otras potenciales aplicaciones.

Según Crabb;” Hasta el momento nos hemos concentrado en el glaucoma, pero lo que seria realmente interesante es ver si podríamos obtener resultados similares con otras patologías que afecten a la retina, como por ejemplo la degeneración macular”.

El futuro nos lo dirá, pero personalmente pienso que estamos viendo los primeras pasos (aun dubitativos) de una nueva generación de equipos para el análisis del sistema visual que van a “romper” con todo lo que hasta ahora conocemos, tanto a nivel de los equipamientos como a nivel de la realización de los tests.

Are you ready for the future?

Los resultados de esta investigación fueron publicados en Frontiers in Aging Neuroscience.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments