Relación entre la degeneración macular y la contaminación generada por los vehículos

contaminacion problema salud

Todos somos conscientes del riesgo que supone para nuestra salud la contaminación en las grandes ciudades, sobre todo aquella provocada por los gases que emanan de los vehículos que por ella circulan. Son muchas las enfermedades que se sospecha (o se sabe) que tienen su causa en dicha contaminación, pero aún desconocemos con exactitud la lista completa y, como suele ser habitual con otros “nuevos problemas” que surgen por los “nuevos hábitos” de nuestra sociedad, como el uso de pantallas o el sedentarismo, el impacto de esa contaminación en nuestra visión no es anodino.

Investigadores taiwaneses han demostrado una asociación directa, entre la exposición a largo plazo a la contaminación del aire provocada por los gases que emanan de los vehículos, y el riesgo de un individuo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad.

Sus investigaciones han sido publicadas en el Journal of Investigative Medicine (link al final del post), y en ese documento, los científicos destacan que aquellas personas expuestas a niveles más altos de contaminación tenían un riesgo casi dos veces mayor de desarrollar una degeneración macular.

Los investigadores analizaron el seguro de salud nacional y los datos de calidad del aire en un grupo de 39.819 personas de 50 años o más que vivían en áreas «altamente» o «moderadamente» urbanizadas.

Entre 1998 y 2010, un total de 1.442 personas dentro del grupo de estudio desarrollaron DMAE.

Aquellos con los niveles más altos de exposición al dióxido de nitrógeno tenían casi el doble (91%) de probabilidades de desarrollar degeneración macular que aquellos expuestos a los niveles más bajos.

Las personas expuestas al nivel más alto de dióxido de carbono tenían un 84% más de probabilidades de desarrollar DMAE que las expuestas a los niveles más bajos.

La tasa más alta de pacientes a los que se les diagnostico DMAE se encontraba entre aquellos que vivían en un área con los niveles más altos de dióxido de carbono.

La conclusión del estudio indica que el cuartil más alto de cada uno de los contaminantes anteriormente citados podría aumentar el riesgo de degeneración macular en casi dos veces, pero que sin embargo, una exposición moderada no contribuyó al desarrollo de dicha patología ocular.

Artículo: Traffic-related air pollutants increase the risk for age-related macular degeneration

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.