Quemadura en el ojo de tipo química o térmica

quemadura ojo

Una quemadura en el ojo por sustancia química es toda aquella lesión que se produzca en cualquier parte del sistema ocular a causa de la exposición a productos químicos. Aunque los párpados se cierran con gran rapidez para proteger al ojo ante cualquier daño, a veces los productos químicos irritantes o nocivos alcanzan la superficie ocular y provocan quemaduras.

Las quemaduras químicas graves que afectan a la zona transparente de la superficie ocular (córnea), especialmente las lesiones por álcalis, pueden conducir a la lesión cicatricial, perforación del ojo, infección y ceguera.

Las quemaduras oculares son muy dolorosas. Debido a que el dolor es tan grande, la persona afectada tiende a mantener los párpados cerrados. Los párpados cerrados mantienen la sustancia contra el ojo durante un tiempo prolongado, lo que puede agravar el daño.

Clasificación de las quemaduras químicas oculares

Las quemaduras en los ojos producidas por sustancias químicas se clasifican en tres categorías en función del nivel ácido o básico de la sustancia, medido mediante el pH. La escala del pH abarca de 0 a 14 e indica lo ácida o básica que es una sustancia. Un pH de 7 es neutro; el pH de las lágrimas sanas es de 7,5. Un pH menor de 7 es ácido, mientras que un pH mayor de 7 es básico.

Las tres categorías de quemaduras son:

  • Quemaduras por sustancias básicas: estas quemaduras están producidas por sustancias químicas con un pH elevado y, por lo tanto, son las más peligrosas. Son suficientemente potentes como para atravesar el ojo y causar daños en sus componentes internos vitales. En los peores casos pueden desencadenar cataratas y glaucoma y ceguera.
  • Quemaduras por sustancias ácidas: las quemaduras producidas por sustancias químicas con un pH bajo son menos graves que las producidas por sustancias básicas, pero siguen siendo peligrosas. No pueden penetrar en el ojo; no obstante, pueden causar daños considerables en la córnea, con la posible pérdida de visión consiguiente.
  • Irritaciones: se producen por sustancias con pH neutro.

¿Qué puede causar una quemadura en el ojo?

Quemaduras químicas

Como os he comentado antes las quemaduras químicas más peligrosas para los ojos son las producidas por sustancias alcalinas y ácidos fuertes. Las quemaduras provocadas por las primeras tienden a ser más graves que las provocadas por las segundas Las sustancias alcalinas incluyen sosa cáustica y se encuentran más comúnmente en productos de cal, hormigón, yeso y mortero, limpiadores de horno y desatascadores, detergente para lavavajillas y fertilizantes.

Las quemaduras pueden producirse por líquidos que salpican o, de manera menos frecuente, por material en polvo que, disuelto en el aire, alcanza los ojos. A continuación encontrareis una lista exhaustiva de productos químicos peligrosos para los ojos:

  • Amoniaco, cloro, limpiadores para el cuarto de baño, y desatascador de tuberías
  • Vinagre, limpia cristales y limpiador de horno
  • Liquido de la batería del automóvil y de la gasolina
  • Químicos presentes en el cemento y el yeso
  • Productos para quitar la oxidación
  • Ácido clorhídrico
  • Fuegos artificiales
  • Pesticidas y fertilizantes

Quemaduras térmicas

En el caso de las quemaduras térmicas, el reflejo de parpadear suele causar que el ojo se cierre en respuesta al calor y por lo tanto, las quemaduras térmicas tienden a afectar el párpado en lugar de la conjuntiva o la córnea. Las quemaduras térmicas de la conjuntiva o de la córnea son generalmente leves y pueden no causar ningún daño permanente en el ojo.

Signos y síntomas de una quemadura ocular

El daño causado en el ojo dependerá en primer lugar del tipo de producto químico que va entrar en contacto con el ojo y quemarlo. Después, la importancia del daño va a depender de la cantidad y el tiempo que ese producto estuvo en contacto con el ojo.

Los síntomas de una quemadura ocular son:

  • Vista borrosa o pérdida de la visión
  • Dolor en el ojo cuando usted mira la luz
  • Ojo acuoso o rojo
  • Párpado hinchado o espasmos
  • Cortes, ampollas u otro daño en su ojo
  • Pupila dilatada
  • Tejido ocular nebuloso

¿Cómo se diagnostica una quemadura en el ojo?

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas, cuándo comenzaron y qué sustancias químicas usted estaba usando al sufrir su quemadura. Una vez este seguro que su ojo no contiene más trazas del producto químico gracias al enjuague le examinará su visión y el movimiento de su ojo. Es posible que también deba hacerse alguno de los siguientes exámenes:

  • Prueba de papel de tornasol: También conocida como prueba de papel de pH. Le colocará un pequeño pedazo de papel en la parte inferior del párpado para ver si aún queda algo de la sustancia química en su ojo.
  • Examen con lámpara de hendidura: Durante esta prueba observara la superficie su  ojo en detalle para determinar si hay una lesión. También le permitirá ver si aún ha quedado algún residuo químico en el ojo.
  • Examen de la agudeza visual: Esta prueba revisa su visión y determina si ha producida alguna perdida de la misma.
  • Prueba de tinción del ojo con fluoresceína: Esta prueba utiliza un tinte y una luz azul para mostrar el daño a su ojo.
  • Tonometría: Esta prueba mide la presión intraocular para ver si el producto químico ha podido provocar una aumentación de la misma, algo que podría ser potencialmente peligroso para su visión.

¿Qué hacer si me entra un producto químico en el ojo?

Las quemaduras oculares son muy dolorosas. Debido a que el dolor es tan grande, la persona afectada tiende a mantener los párpados cerrados lo que provoca que la sustancia química permanezca en contacto con el ojo durante un tiempo prolongado, lo que puede agravar el daño.

Por eso, lo primero que hay que hacer en caso de que un producto químico entre en contacto con el ojo es enjuagarlo inmediatamente. Lo más pronto que usted puede comenzar a enjuagar su ojo, menores serón los daños y mayores son las probabilidades de recuperación. Llame al 112 (o al número de urgencias de su país) y siga enjuagándose los ojos hasta que llegue la ayuda.

  • Enjuáguese el ojo con una corriente constante de agua o suero fisiológico durante al menos 30 minutos. Utilice el agua más limpia que usted pueda encontrar. Nunca utilice otros productos químicos para enjuagar su ojo. La irrigación debe iniciarse en el lugar del accidente y continuarse en la ambulancia y en la sala de urgencias.
  • En el caso de que el dolor haga que el paciente cierre el ojo, otra persona debe ayudarle manteniéndole abierto el párpado de forma manual mientras la irrigación del ojo continua.
  • Mueva su ojo en todas direcciones para asegurarse que todas las partes de su globo ocular se enjuaguen. Si es posible, continúe a enjuagar su ojo con agua hasta que consiga asistencia médica.
  • Quítese la ropa que aun pueda contener productos químicos. Sin embargo, si usaba lentes de contacto no se las quite sin supervisión médica.
  • Si es posible, lleve con usted toda la información sobre el producto con el que ha sufrido el accidente, si era un producto que estaba dentro de un envase, lléveselo a su médico para que lo vea. Ahora bien, no lleve el producto (o su envase) si ello implica un riesgo de volver a quemarse.

¿Cómo se cura una quemadura ocular?

Quemaduras químicas

Las quemaduras leves que son tratadas rápidamente en la mayoría de los caso se sanan en pocos días.

Cuidados del ojo

Como le he mencionado antes, durante su primera visita tras la quemadura el médico continuará enjuagándole su ojo para estar seguro que no queda ningún residuo químico u otros objetos en su ojo.

En un servicio de urgencias, a menudo se usa un aparato de irrigación especial que se parece a una lente de contacto grande. El dispositivo se coloca debajo de los párpados y se conecta a una bolsa de solución salina estéril. La solución salina sale del dispositivo por goteo e irriga el ojo.

El interior del párpado también se lava para eliminar cualquier partícula diminuta que no haya resultado visible.

Medicamentos:

  • Antibiótico: Ayudan a prevenir una infección causada por bacterias. Se puede administrar en forma de gota oftálmica o pomada.
    • Analgésicos: Ayudan a eliminar o reducir el dolor. No espere a que el dolor sea muy intenso para tomar el medicamento. Este medicamento puede también ser administrado en forma de gotas oftálmicas. Aunque estas gotas anestésicas alivian el dolor, también lentifican el proceso de curación y no se suelen administrar después de la irrigación inicial
    • Medicamento ciclopléjico (como ciclopentolato o homatropina): que dilata la pupila, relaja los músculos oculares y evita la aparición de espasmos dolorosos.  
    • Esteroides: Disminuye la inflamación.

Cirugía:

  • Desbridamiento: Los médicos quitan cualquier tejido lesionado del ojo para disminuir la inflamación y ayudar con la cura del ojo.
    • Tenoplastia: Los médicos reconstruyen las partes lesionadas del glóbulo ocular y restauran la superficie del ojo.
    • Injerto de tejido: Los médicos reemplazan el tejido lesionado del ojo por otro nuevo.
    • Transplante: Los médicos reemplazan la córnea lesionada u otras partes del ojo que hayan sufrido daños irreparables.

Quemaduras térmicas

Las quemaduras de párpados son tratadas igual que otras quemaduras en la piel. Estas quemaduras se limpian y, posteriormente, se aplica un antibiótico para prevenir la infección. Las quemaduras en la conjuntiva o en la córnea pueden ser dolorosas, así que los afectados pueden necesitar analgésicos. También se puede suministrar gotas ciclopéjicas (como ciclopentolato o homatropina) para prevenir los espasmos dolorosos de los músculos que contraen la pupila, así como una pomada antibiótica para prevenir la infección

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento para la quemadura?

  • El proceso de enjuagar su ojo puede ser doloroso.
  • El medicamento esteroideo puede ser dañino a su ojo.
  • Usted puede contraer una infección en el ojo.
  • La cirugía puede causar sequedad ocular permanentemente.
  • Su ojo puede tener cicatrices, cortes o daño permanente.
  • Su visión puede empeorar o incluso quedarse ciego.
  • Sin tratamiento, su ojo puede desarrollar cataratas (opacidad del cristalino) o glaucoma (aumento de presión).

¿Cómo prevenir las quemaduras oculares?

  • Utilice siempre gafas de protección. Use modelos que responden a todos los criterios de homologación y que le queden perfectamente ajustadas alrededor de sus ojos.
  • No se toque los ojos cuando usted está trabajando con productos químicos. Como decía mi profesor de optometría: “Si le pica el ojo y quiere rascárselo, ¡hágalo con el codo!”
  • Siga a rajatabla las indicaciones de seguridad indicadas por los fabricantes en los embalajes de los productos químicos que va a utilizar.
  • Tenga definido un protocolo de acción en caso que usted o alguien con quien usted trabaja se queme. Donde encontrar agua o líquido para enjuagar sus ojos, numero de atención sanitaria, personas capacitadas para intervenir,…. En lo que respecta a tener a mano el buen liquido para lavar los ojos, hoy por hoy podeis encontrarlo de forma super simple como por ejemplo en Amazon donde podreis econtrar kits de lavado de ojos de emergencia como este: Lavaojos de Emergencia Portátil 

Fuentes utilizadas para escribir este articulo:

¡Deja una comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Avísame si