Una nueva técnica que mejora los resultados de los medicamentos a base de gotas oculares

tratamiento mediante gotas para los ojos


tratamiento mediante gotas para los ojos

Científicos canadienses han creado un nuevo sistema para administrar tratamientos mediante gotas, que “disimula” el medicamento en la película lagrimal y evita que sea eliminado naturalmente por nuestros ojos antes de surtir efecto.

Este nuevo sistema se basa en poner el fármaco en paquetes microscópicos con el objetivo de colocarlos en la base de la película lagrimal, lo que permite a esta nueva técnica superar el problema que normalmente se produce con los colirios para ojos tradicionales y que es responsable de que el 95% de la medicación se elimine por las “defensas” del ojo antes de que tenga la oportunidad de hacer efecto.

En palabras del químico de la Universidad de McMaster, el profesor Heather Sheardown, las gotas convencionales son ineficientes y frustrantes a la hora de proporcionar al ojo el tratamiento que necesita.

“Las gotas para ojos tradicionales son un pésimo sistema de aplicación del medicamento o colirios. Sin embargo, si podemos dispensar esas mismas gotas en la parte frontal del ojo y en concentraciones más bajas, el medicamento va a “trabajar” durante un período de tiempo más largo, haciendo que el impacto del medicamento sea netamente superior al que se consigue mediante los métodos actuales».

El estudio, publicado en la revista Biomacromolecules (os dejo el link al final del post), está relacionado con la aplicación de medicamento mediantes paquetes moleculares y muestra el beneficio de esta nueva técnica. Estos paquetes se disuelven lentamente en el ojo, y podrían permitir a los pacientes que sufren ojo seco, glaucoma u otros problemas oculares, pasar de una gota diaria a una semanal, según el profesor Sheardown.

El equipo de investigación, financiado por el Natural Sciences and Engineering Research Council y The Boris Family Foundation, está realizado ensayos que permitan evaluar la seguridad y la eficacia de estas nuevas gotas. Los resultados de su trabajo deben ver la luz dentro de poco.

Según el profesor Sheardown “esperamos que la nueva técnica pueda ser utilizada en gotas para los ojos y que esté disponible en el mercado “en un futuro próximo.”

Link al estudio: http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/acs.biomac.6b00054

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.