Gente que, por primera vez, se podía comprar unas gafas

gafas baratas, gafas gratis, regalar gafas

gafas baratas, gafas gratis, regalar gafas

En esta entrevista que hoy comparto con vosotros, hay una serie de respuestas que no tienen desperdicio y a las cuales creo que se les debe dar replica. Yo me voy a permitir dar mi opinión, para que aquel que lea la entrevista y no conozca nuestro sector tenga más información para poder contrastar lo que en la entrevista se dice y sacar sus propias conclusiones.

Todos vosotros también podréis dar vuestra opinión vía los comentarios. Creo que es importante que todos aquellos que leáis este artículo, profesionales de la visión y consumidores, deis vuestra opinión sobre lo que en él se dice y así compartirla con todos nosotros.

Por cierto, lastima que al periodista se le haya olvidado darnos el nombre de la persona entrevistada.

«El empresario español tiene menos iniciativa»

Cuando trabajaba en Boeing se dio cuenta de lo costoso que sería ascender en una empresa tan grande. Calculó que en Estados Unidos se sube de puesto cada tres años y en su compañía había 17 escalones, por lo que le harían falta 51 años para llegar a director general. Entonces cambió de sector y aprendió más de negocios y economía.

Hoy dirige un grupo óptico, propiedad de la compañía holandesa HAL Investments, que cuenta con más de 140 ópticas en España.

P ¿En qué se diferencian los empresarios holandeses y los españoles?

R Los españoles tienen más capacidad de cambio y adaptación, pero menos iniciativa para desarrollar nuevos proyectos; están un poco más a la expectativa. No se quieren arriesgar mucho.

P ¿Y los consumidores?

R Para los españoles el contacto personal es mucho más importante y éste está por todas partes. Cuando vine aquí, para mí fue una gran sorpresa comprobar que muchas empresas todavía no usaban Internet mayoritariamente para vender directamente, sino como un sitio para establecer un contacto que, luego, derivaba en la visita del cliente a la compañía.

P Ustedes van a potenciar sus franquicias. ¿Qué ventajas tiene esta fórmula?

R Nos da la oportunidad de crecer más rápido y de entrar en poblaciones donde sería difícil estar con tiendas propias.

P ¿Cuánto puede ahorrar una empresa con una estrategia de distribución acertada?

R Siempre hay un riesgo en distribución, pero lo más importante es dar una oferta muy enfocada a lo que el cliente está buscando.

P ¿Son caras las gafas en España?

R Yo creo que sí. Nosotros hemos ayudado a bajar los precios medios en todo el país. Cuando llegué aquí, el precio medio era de 240 euros y ahora es de 180. Nosotros lanzamos la primera campaña y nos encontramos colas en las tiendas y gente que, por primera vez, se podía comprar unas gafas correctoras. Hay que tener en cuenta que el 48 por ciento de la población necesita gafas o lentes de contacto en España. Y, a partir de los 50 años, las necesitan el 75 por ciento de la población.

Mi comentario:

Mi opinión es que 140 puntos de venta (por importantes que estos sean) en un país que cuenta con 9.000 ópticas, hace que las tiendas que este grupo no hayan podido incidir ni siquiera de lejos en la bajada de precios.


No nos engañemos, la bajada de precios es una tendencia general. Una estrategia puesta en práctica por muchos actores de nuestro sector y una consecuencia lógica en un país que esta sufriendo una crisis económica como la nuestra.


También discrepo mucho de la frase siguiente:
“encontramos colas en las tiendas y gente que, por primera vez, se podía comprar unas gafas”. Por Dios, que no estamos en el tercer mundo y que en las ópticas hay precios para todos y los ha habido desde siempre.

P ¿Quizás estábamos pagando demasiado por las modas y el diseño?

R Nosotros no tenemos ese problema, porque trabajamos con marcas exclusivas y manejamos directamente la cadena de suministro. Trabajamos y fabricamos el producto en Europa y hemos eliminado los intermediarios y las licencias.

Mi comentario:

Esta es la política de la gran distribución: ellos son los intermediarios, ellos crean sus propias marcas y ellos negocian y trabajan con aquellos que se pliegan a sus condiciones. Pero que nadie se engañe, nadie da duros a pesetas y los productos que esta gente vende, y cuya calidad no pongo en duda, valen lo que valen, ni mas ni menos.

P ¿Se podría decir, entonces, que ha llegado el ‘low cost’ al sector óptico?

R No me gusta ese concepto, porque tiene una connotación algo negativa; yo lo denominaría más bien compra inteligente.

Mi comentario:

Pues lo siento pero Low Cost es el nombre que mejor le va y no hay que avergonzarse por ello, ¿no?

Fuente:  El Economista

3 Comentarios

  1. En esta vida tiene que haber de todo y tener un claro posicionamiento a bajo precio (low cost, no hay otra forma de definirlo) no debería tener mayor trascendencia.En moda, en cadenas de alimentación… todos conocemos ejemplos por poner uno LEFTIES (La barata de Zara).Como profesional cada uno luego busca en que tipo de empresa quiere y puede trabajar.

    Otra cosa es si es tan rentable como publicitan.No me cuadra porque en vez de crecer en asociados cada vez parece que tienen menos.
    ¿Han pasado de mas de 200 a 140?. ¿Puede que sea un error del periodista?.Si no lo es, habría que reflexionar sobre ello.No creo que siendo ten rentable se les vayan los asociados. Pero repito que habría que contrastar ese dato.

  2. Discrepo en que esta bajada de precios sea un beneficio para el consumidor, lo sería si fuera el mismo producto a menor precio.
    De momento se está empobreciendo el sector y la población, que paga menos y lleva productos peores, más baratos.
    Estoy de acuerdo que gracias a Hal Investments hay quien HOY puede llevar gafas, quizás se queden este segmento de mercado. Quizas deriven en una ONG. ¿Quien sabe?

  3. Este es el prototipo de listo, de hombre de Marketing que planifica campañas basadas en precios ¿hace falta ser especialista para eso?. Lo que está claro es que cuando maten el mercado, estos Gurus que ahora dominan esas cadenas y dos de los grandes grupos de este pais, o bien habrán ganado lo suficiente para retirarse o se irán a hundir cualquier otro sector, total no está en juego su profesión. Ellos o bien han estudiado Marketing o similar o directamente solo han hecho algún cursillo. que pena que todo ese dinero gastado en publicidad no haya sido invertido en un 50% a lanzar campañas y otro 50% a concienciar a la población que los servicios tienen un precio y si se cobra por separado, tanto las gafas graduadas como las lentes de contacto pueden bajar de precio…

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.