Fabricar lentes de alta calidad a menos de un centavo

fabricar lentes

fabricar lentes

Investigadores australianos han desarrollado un método ultra-barato para fabricar lentes de alta calidad a partir de polímeros, por menos de un centavo.

 

Según los científicos de la Universidad Nacional de Australia (ANU), esta técnica podría tener una amplia variedad de usos que iría desde la investigación científica hasta la detección de las enfermedades en zonas aisladas. Entre las muchas aplicaciones en las que se podrían usar estas lentes una que seria realmente interesante es la de poder transformar un teléfono inteligente estándar en un microscopio de bajo costo (de hasta 60 aumentos), lo suficientemente potente como para visualizar los poros de sudor en la piel humana y que podría ser utilizado en cualquier sitio gracias a la movilidad del teléfono.

 

El concepto para fabricar estas lentes de alta calidad se basa en las propiedades de las gotas de líquido para desviar la luz, haciéndolas actuar como una lente y la sencillez del proceso permitiría fabricar estas lentes por menos de $ 0.01 (AUS).

 

Para crear lentes de alta calidad ha estos precios, el proceso de fabricación utilizado consiste en usar una gota de un polímero llamado polidimetilsiloxano (PDMS), que se deposita primero en un portaobjetos de microscopio y después se la somete a una temperatura de 70 º C para darle una base curvada. Una segunda gota de PDMS es a continuación depositada en la parte superior de la base provocando que la lente se de la vuelta, lo que genera una gota que al caer formara una nueva superficie (con una parte inferior curvada) que se calienta de nuevo para fabricar la lente.

 

Según el Dr. Steve Lee, de la Universidad Nacional de Australia (ANU) y autor principal del artículo: «Lo que yo hice fue sistemáticamente ajustar la curvatura que se forma por una gota simple con la ayuda de la gravedad, y sin ningún tipo de moldes. »

 

El proceso se puede repetir para suavizar la curvatura de la lente en un proceso de «drop-bake-repeat ‘hasta que se forma la lente. Hasta ahora, el equipo de ANU ha sido capaz de fabricar capaces de canalizar luz de los LED en una sola dirección y así obtener imágenes microscópicas de 4 micras (el tamaño de las bacterias más grandes).

 

«Sería perfecto para el tercer mundo. Todo lo que necesitas es una herramienta con una punta muy fina, un portaobjetos de microscopio, unas gotas de polímero y un horno «, dijo el Dr. Lee.

 

Actualmente el diámetro de estas lentes de alta calidad están restringidos a un centímetro y medio, pero el equipo está trabajando para afinar aún más el proceso y así poder crear lentes de mayor diámetro. Lo que permitiría comenzar a pensar en la posibilidad de aplicar esta tecnología en la fabricación de lentes de contacto.

 

La fuente de este artículo para quien este interesado es: Biomedical Optics Express.

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.