El comecocos contra el estrabismo

comecocos

comecocos

 

No penséis que se trata de una nueva version del popular juego, en el que el enemigo ya no son los fantasmas si no el estrabismo. Se trata de un estudio según el cual, juegos como el comecocos (para los de mi generación) o pac-man (para los puristas) para su tratamiento.

Os dejo leer la noticia y ya me contáis que os parece.

 

¡Fuera parches! Pac-Man es la nueva cura contra el ojo vago

Es fácil ver por la calle a algún niño con un parche que le tapa un ojo. Un 4% de los más pequeños sufre ambliopía, más conocida como ojo vago, debido a que uno de estos órganos tiene una agudeza visual menor.

La solución, hasta ahora, consistía en tapar el ojo sano para estimular la visión del otro. Sin embargo, un equipo de investigadores ha desarrollado un videojuego que imita al famoso Pac-Man para proponer una vía más rápida, efectiva y divertida.

Esta última ventaja es clave en el caso de los niños, que normalmente se muestran reticentes a llevar un incómodo parche. En lugar de esto, el tratamiento consistiría en una sesión de este juego de algo más de una hora.

Además, “el método tradicional del parche no es tan efectivo, porque no fuerza que ambos ojos trabajen juntos”, explica a Teknautas la investigadora de la Universidad de Ohio que ha desarrollado la herramienta, Teng Leng Ooi.

En esta adaptación del popular Comecocos creado por Namco en 1980, se muestran grupos de líneas con diferente orientación. Los jugadores utilizan gafas especiales de 3D que filtran las imágenes para cada ojo con el objetivo, como si de una pareja de estudiantes se tratara, de que el más vago trabaje más.

“El entrenamiento influye en las señales que los ojos envían al cerebro, donde precisamente se origina el desequilibrio”, asegura Ooi. Al final, el entrenamiento recupera el balance entre ambos ojos, para que ninguno domine sobre el otro. En consecuencia, se mejora la percepción en profundidad.

La clave de estos juegos se encuentra en que, aunque ambos ojos son estimulados, el más débil es expuesto a imágenes más complejas, que por lo tanto crean un estímulo también más complejo. En otras palabras, se le empuja a trabajar.

Para lograr esto, el ojo dominante ve solo líneas horizontales, que componen el fondo, mientras el débil ve discos, rellenos de líneas verticales, horizontales o diagonales, sobre ese mismo fondo horizontal. Así el ojo vago tiene que hacer un sobresfuerzo para jugar.

Estos discos, que contrastan con el fondo, hacen las veces de Pac-Man y los fantasmas que el paciente debe comer. El equipo de Ooi también diseño otro juego, en el que aparecen numerosos discos con líneas en diferentes orientaciones, que deben agruparse.

Así, se fomenta que ambos órganos interactúen, pero se suprime el control que ejerce el dominante. La técnica se basa en rutas importantes en el cerebro que deben estar activas para producir una visión equilibrada.

Terapias más divertidas

La investigadora explica que la herramienta original era “muy aburrida”, ya que era necesario mirar fijamente el mismo punto durante una hora y media. Gracias al formato videojuego, la sesión es mucho más entretenida: cada juego dura unos minutos, y aunque la sesión completa sea larga es mucho más llevadera que limitarse a mirar un punto en la pantalla. Además, Conforme los jugadores se acostumbran al juego, se puede aumentar la dificultad y disminuir el tiempo, para aumentar el interés de la terapia.

De esta forma, los dos adultos que participaron en el estudio piloto presentado durante el congreso Neuroscience 2014, mejoraron su visión. Ooi está convencida de que el sistema funciona, incluso en caso de problemas de visión asociados al estrabismo, y el siguiente paso en su investigación es averiguar hasta dónde puede llegar esta nueva terapia.

La ambliopía afecta a un 4% de la población y provoca que, durante la infancia, la ruta neural de un ojo al cerebro no se desarrolle porque el ojo envía señales incompatibles, aunque no exista ninguna lesión física en el órgano. Este desequilibrio produce una falta de percepción en profundidad.

Los videojuegos terapéuticos tienen una larga historia a sus espaldas, y este Pac-Man a rayas no es el primer intento de lograr un juego que mejore la visión. Neurocientíficos y desarrolladores de WESC Foundation anunciaron recientemente Eyelander, que promete ayudar a mejorar la visión funcional de pacientes con lesiones cognitivas.

El juego está diseñado pesando en los más pequeños, y sus niveles y colorido intentan atraer la atención e interés de los jóvenes. Gracias a él, aquellos niños que han sufrido daños cerebrales podrán llevar a cabo tareas diarias como cruzar la calle.

Fuente: El Confidencial

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.