Cirugía del pterigion con autoinjerto conjuntival autólogo

pterigion imagen


pterigion imagen

Hace unos días publicaba un premier artículo sobre le pterigion: 5  informaciones claves sobre pinguecula y pterigion  y hoy voy a completarlo con este segundo sobre su cirugía.

¿Qué es un pterigion?

El pterigio o carnosidad en el ojo  es un crecimiento de tejido carnoso de forma triangular sobre la parte blanca del ojo (esclera), que con el tiempo puede extenderse sobre la córnea. Este tumor puede permanecer pequeño, o crecer lo suficiente como para interferir con la visión.

A menudo, un pterigio se desarrolla a partir de una pingecula.

La pinguécula es una mancha o abultamiento de color amarillo en la conjuntiva, cerca de la córnea. Aparece con mayor frecuencia en el lado nasal del ojo, el más cercano a la nariz. Es un cambio que se produce en el tejido normal de la conjuntiva y que se transforma en un depósito de proteína, grasa y/o calcio, muy similar a un callo en la piel.

¿En qué casos se realiza la operación?

Cuando el pterigion produce molestias al paciente o aumenta de tamaño hasta acercarse o ocupar la zona pupilar, provocando un astigmatismo o impidiendo la visión, es necesaria una cirugía.

La intervención quirúrgica del pterigion

A continuación encontrara paso a paso cómo se quita el pterigion:

  • Se utiliza anestesia local.
  • El ojo es abierto con un separador.
  • Se coloca bajo un microscopio y se pide al paciente que dirija la visión hacia un punto determinado.
  • Al paciente se le portege con un campo estéril, pero podrá respirar y hablar normalmente.
  • El autoinjerto significa que una pequeña porción de su conjutiva será colocada en el sitio en donde se realiza la escisión del pterigión.
  • Se colocarán suturas absorbibles o se utilizaran adhesivos tisulares (pegamentos biológicos) para evitar el uso de suturas.
  • Después de la cirugía del pterigio se coloca un parche, que se retira en las siguientes 24 horas. E
  • l ojo estará rojo, tardará unas pocas semanas en recuperarse.

Riesgos durante y después de la cirugía del pterigion

Cuando el pterigion no invade el eje visual, las posibilidades quirúrgicas de éxito inmediato son muy elevadas (superiores al 95%).

Ahora bien, como toda cirugía ocular, la operación de pterigio no está libre de complicaciones, algunas de ellas son:

  • Infección ocular,
  • Pérdida de transparencia de la zona intervenida,
  • Adelgazamiento de la córnea,
  • Granuloma a cuerpo extraño,
  • Cicatriz conjuntival hipertrófica.

Existe la posibilidad de que el pterigion reaparezca (recidivar) en un porcentaje aproximado de 10% si está muy evolucionado, pudiendo incluso hacerlo con mayor agresividad si la operación no es bien realizada.

 

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.