Unas gafas para el tratamiento de la ambliopía sin parches

Se trata de unas gafas desarrolladas por la empresa Xpand, especialmente concebidas para el tratamiento de la ambliopía en niños que sufren esta patología y que no quieren llevar parche.

La ambliopía, también llamada ojo vago, se define como una disminución de la agudeza visual sin que exista ninguna lesión orgánica que la justifique. Puede existir algún defecto en el ojo, por ejemplo una miopía, pero este no justifica la pérdida de visión. Generalmente la afectación es unilateral y se produce como consecuencia de una falta de estimulación visual adecuada durante el período crítico de desarrollo visual, lo que afecta a los mecanismos neuronales encargados de la visión. Entre 3 a 5% de la población estaría afectado por este problema.

En la mayoría de los casos existe un defecto de refracción asimétrico que no han sido detectado o corregido en la niñez. Cuando la diferencia de capacidad visual entre ambos ojos es importante, el niño utiliza únicamente el ojo con mejor vision, mientras que el otro ojo acaba por quedar anulado funcionalmente, aunque su estructura física permanezca intacta, esa anulación se traduce por una perdida de agudeza visual y una perdida de la vision binocular.

El tratamiento de la ambliopía más común consiste en realizar la oclusión durante períodos controlado del ojo que tiene buena visión, para estimular las vías neuronales del ojo ambliope. En otras palabras: poner un parche en el ojo bueno para hacer trabajar al que tiene ambliopía.

Estas gafas electrónicas, llamadas Amblyz, podrían considerarse como un tratamiento de la ambliopía alternativo al tradicional parche en el ojo que tantos problemas causa y ha causado a quien debe llevarlo en publico, sobre todo si tenemos en cuenta que son niños, con edades comprendidas entre los 3 – 10 años y que llevar este tipo de oclusores puede suponerle un importante trauma.

Estas gafas usan la tecnología LCG (Liquid Crystal Glasses) la cual permite oscurecer hasta ocluir la visión de uno de los dos ojos y forzar de esta manera al otro a trabajar. Una batería disimulada en una de las varillas de la gafa le permite tener una autonomía de hasta 100 horas. Gracias a un procesador que estas gafas llevan incorporado, se puede programar la lente que debe ocluirse, durante cuanto tiempo y con cual frecuencia. Además, si el usuario necesitase llevar su propia prescripción, las gafas vienen con un clip para poder montar en él las lentes.

Para el que le interese leer mas sobre este productos, este es el link a su web: http://www.xpand.me/

2 Comentarios

  1. Buenas tardes, quisiera información de los lente amblyz, para un niño de 4 años, que tiene 14 dioptrias , se compran con una medida especial o como es el procedimiento. Gracias

    Teresa Pérez

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.