Desmitificando los mareos: sus causas y su relación con la visión

causas mareos

Empecemos por lo más importante, los mareos no son una enfermedad. Un mareo es una forma de discapacidad física donde la percepción espacial y la estabilidad de una persona se ven comprometidas

En los últimos años, tanto los médicos como el público en general se preocupan cada vez más por las consecuencias de los traumas cerebrales, incluidas las lesiones o conmociones cerebrales relacionadas con el deporte, tanto en adultos como en niños. Como resultado, los optometristas están viendo aumentar de forma significativa el número de pacientes que sospechan que su lesión ha provocado muchos de los problemas visuales que sufren, entre los cuales se incluyen visión borrosa, visión doble, dificultad para leer o ver su dispositivo electrónico, problemas con el equilibrio y el movimiento, desorientación en entornos ocupados, y mareos.

Más información: Los peligros de un golpe en el ojo

Los centros médicos de todo el mundo reciben cada año millones de pacientes que han sufrido una lesión cerebral traumática.  Muchos de estas personas ingresan para recibir atención y, a menudo, reciben servicios integrales de rehabilitación, que incluyen terapia ocupacional, física, del habla y cognitiva.

Con frecuencia, durante dichas terapias, muchos de esos pacientes se quejan de tener síntomas persistentes de falta de equilibrio y de mareos. Como resultado, se les suele remitir a un optometrista para que les hagan un examen visual completo y es por ello que es importante que los profesionales de la visión se familiaricen con las diversas causas del mareo y comprendan la relación entre el sistema visual, somatosensorial y vestibular. Hacer las preguntas correctas durante la anamnesis, les permitirá evaluar y ocuparse eficazmente de estos pacientes.

Que informaciones se deben obtener de alguien que sufre mareos

Como ya os he dicho antes, el mareo no es una enfermedad. Es una forma de discapacidad física donde la percepción espacial y la estabilidad física de una persona se ven comprometidas. A menudo se percibe cuando existe un sentido espacial anormal, el cual comúnmente se asocia con lesiones y derrames cerebrales, este último frecuentemente contribuye a la sensación de falta de equilibrio.

Cuáles son las causas de los mareos

A continuación encontrareis una lista con las causas más comunes de mareos:

  • Vértigo
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos (anticonvulsivos y antidepresivos)
  • Anemia
  • Hipotensión
  • Hipoglucemia
  • Migrañas
  • Cambios hormonales
  • El embarazo
  • Desplazamiento en vehículos de motor, barcos, aviones
  • Ataque de pánico
  • Ataque al corazón (en su etapa inicial)
  • Desorientación con movimientos de la cabeza
  • Cambios relacionados con la edad
  • Foria descompensada

Qué preguntas se deben hacer a alguien que sufre marros

El sistema visual tiene una importancia capital en todos los aspectos funcionales de la vida. La visión requiere una interacción dinámica con nuestro entorno para que recibamos una retroalimentación de calidad que nos ayude a guiar nuestras acciones en nuestro día a día. Durante un examen visual, es fundamental conocer el historial de los pacientes de forma precisa y detallada, ya que esas informaciones serán claves para catalogar el origen de los mareos y para ello habrá que preguntar a la persona:

  • ¿Qué medicamentos está tomando?
  • ¿Si toma y cuál es su consumo de cafeína, alcohol o  nicotina?
  • ¿Si toma drogas o si tiene alergias?
  • ¿Si sufre de migrañas?
  • ¿Si ha sufrido algún traumatismo craneal (recientemente o en el pasado)?
  • ¿Si sufre mareos al caminar a lo largo de un pasillo, entre multitudes, en grandes espacios abiertos, en  vehículos en movimiento?
  • ¿Si tiene un historial de ansiedad o depresión?
  • ¿Si ha sufrido una pérdida de audición?

Si el paciente informa que «la habitación está girando» o que tiene esa «sensación en la cabeza», considere el vértigo (vértigo posicional paroxístico benigno versus disfunción vestibular). Una sensación de pérdida de conciencia puede indicar pre-síncope. Cualquier «sensación de inestabilidad o desequilibrio» (pies versus cabeza), considere una posible disfunción vestibular. Cualquier síntoma que implique sentirse desconectado o aturdido, puede indicar ansiedad o depresión, que comúnmente se observan en los casos de una lesión cerebral traumática leve.

Estrategias durante y después un examen visual con alguien que sufre mareos

Durante

Durante el examen visual observe cuidadosamente al paciente para detectar cualquier postura inusual de la cabeza o del cuerpo (al caminar hacia su sala de refracción y/o mientras está sentado). Trate de recordar que después de una lesión cerebral traumática, muchos pacientes experimentan un sentido espacial anormal. Los síntomas suelen incluir falta de equilibrio y postura anormal (tendencia a chocar con objetos, tener un sesgo lateral al caminar, mareos y una sensación de estar «fuera de sintonía» con su entorno).

Se sabe que los pacientes con un sentido visual espacial anormal tienen problemas visomotores asociados con la coordinación al caminar, con la coordinación ojo-mano, además de una percepción errónea de la profundidad de los objetos en su entorno. Este sentido visual espacial anormal es una de las secuelas más comunes tras un trauma.

Después

Como optometristas, estamos en una posición única para gestionar eficazmente muchas de las causas de los mareos. Por ejemplo, debemos tener en cuenta los posibles efectos adversos de prescribir lentes progresivas, fundamentalmente a causa de la distorsión periférica inducida por las aberraciones laterales de dichas lentes, lo que afectara significativamente a los pacientes que hayan sufrido una lesión cerebral traumática. En esos casos, considere la alternativa de prescribir lentes monofocales.

Además, si sospecha que la persona tiene dificultades visuales espaciales, realice una oclusión ocular y pídale que le diga que observa mientras camina por su consulta. Durante las pruebas binoculares, es muy posible que se dé cuenta que su paciente tiene una heteroforia vertical,la cual podría compensar de forma efectiva prescribiéndole un prisma vertical.

Espero que estas informaciones, tanto si sois profesionales como personas que sufren mareos, os sean útiles. Y si sois optometristas, si a partir de ahora si os encontráis con un paciente que se queja de mareos, recordar que un análisis cuidadoso de su caso y una estrategia de examen y corrección sencillo os permitirá gestionarlos de manera efectiva.

Artículo original: Demystifying dizziness, written by Eric Ikeda, O.D., F.C.O.V.D., DPNAP, a member of the AOA

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

¡Deja una comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  Suscríbete  
Avísame si