NewIris, cambiar definitivamente el color de los ojos

cambio ojos, color cambio ojos

cambio ojos, color cambio ojos

El otro día por casualidad me tope con esta interesante información: «cambiarse el color del iris definitivamente«. ¿Ficción?, parece que no.

¿Quién no ha soñado con cambiarse el color de los ojos? Para por ejemplo, dejar de tener unos ojos marrones para tenerlos azules o verdes. Pues eso ahora es posible gracias a una técnica de cirugía refractiva.

Se trata de una técnica practicada principalmente en Estados Unidos y en Panamá gracias a la cual vía un implante intraocular es posible cambiar definitivamente el color natural del iris. Su nombre es NewIris.

Yo soy realmente escéptico. No porque no crea que el cirujano que practica la operación no tiene los conocimientos necesarios para este tipo de intervenciones, o por que las prótesis que se usan no responden a todas las garantías sanitarias necesarias, no es eso. Mi escepticismo nace de la idea de someterse a una intervención quirúrgica en el ojo simplemente por cambiar su color, algo que me parece un riesgo innecesario y que en un futuro podría ser causa de contraindicaciones si la persona desease o necesitase seguir otro tipo de cirugía refractiva de carácter correctivo (cataratas, miopía, presbicia, etc).

Ahora bien, hay algunos casos como el de la gente con problemas estéticos por accidentes o las personas albinas para las que sí que me parece una solución muy interesante.

[poll id=»6″]

A todos aquellos que voten les invito a dejar en los comentarios las razones de su voto. Me gustaría conocer vuestro punto de vista sobre este tema.

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

3 Comentarios

  1. Veo en la encuesta que sois muchos los que estaríais dispuestos a pasar por el quirófano para cambiar el color de vuestros ojos. Me sorprende pero en cierto modo lo entiendo, ya que la imagen personal es hoy por hoy uno de los «motores» que mueven el mundo.

    ¡No dudéis en comentar vuestras razones!
    Me gustaría saber que es lo que os motiva a votar si.

  2. Hola Covadonga, pues yo me pregunte lo mismo que tú antes de publicar el artículo, estuve investigando un poco y haciendo comparaciones con otras técnicas de cirugía estética y llegue a una conclusión que, aunque me guste o no, tiene una lógica irrefutable: » la ley de la oferta y la demanda» o mejor dicho » de la demanda y la oferta».

    Todos tenemos algo que no nos gusta y que nos gustaría cambiar, la cuestión es: ¿asumo cómo soy y vivo con ello porque no es un problema para mí o porque no quiero correr el riesgo que implicaría corregirlo?, o ¿no asumo cómo soy y busco una solución, cueste lo que cueste?

    En todo caso la encuesta que añadí al artículo (aunque no haya mucha gente que haya votado) y a nos muestra que ambos tipos de personas existen.

  3. La verdad es que más bien parecen técnicas para cambiar el aspecto de los criminales más buscados, porque si no, no sé a quién se le va a acurrir implantar una pupila fija, médicamente sólo me parece útil como cirugía estética para casos extremos, y aun así me parece peligroso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.