Jóvenes y perdida de audición

Cascos musica peligro

Este tema ya lo he tratado varias veces en el blog y al ver el articulo que publicaban el otro día en un periódico español, me dije que podía ser una buena ocasión para volver a hablar de los riesgos de perdida de audición que corren los jóvenes.

Buena lectura y sobre todo, buena prevención.

Artículo

Más de mil millones de jóvenes corren el riesgo de perder la audición

Poner la música a todo volumen o asistir a eventos demasiado ruidosos podría tener consecuencias irreversibles en el sistema auditivo de más de mil millones de jóvenes de todo el mundo con edades comprendidas entre 15 y 25 años, uno de cada siete, según informó este viernes, en Ginebra, la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS advierte que el sonido desmesurado en las discotecas, en los auriculares de los móviles o en los encuentros deportivos puede provocar la pérdida del oído de manera irreversible y tener consecuencias devastadoras a nivel personal y laboral. «El oído una vez que se pierde ya no vuelve», afirmó el organismo.

De acuerdo con la OMS, para proteger nuestro sistema auditivo no deberíamos estar expuestos durante más de ocho horas a niveles de sonido de más 85 decibelios, nueve segundos a más de 100 decibelios y sólo nueve segundos a 120 decibelios. En caso contrario las consecuencias en el oído podrían ser irreversibles.

Según los datos de la OMS, recogidos en países con ingresos medianos y altos, casi el 50% de los adolescentes y jóvenes corre el peligro de perder la audición por oír la música demasiado alta, mientras que el 40% sufren del ruido demasiado elevado que existe en las discotecas y en los bares donde los niveles de sonido alcanzan fácilmente los 100 decibelios.

La agencia sanitaria de la ONU recomienda que se tomen medidas preventivas para protegerse del ruido reduciendo el sonido en los auriculares de los teléfonos inteligentes, que no deberían ser utilizados más de una hora diaria, poniéndose tapones en los oídos, dentro de los locales demasiado ruidosos, y haciendo pausas para descansar el oído.

Los adolescentes deberían llevar a cabo controles regulares de su sistema auditivo y los gobiernos deberían imponer reglamentaciones estrictas acerca de los niveles de ruido permitidos en los lugares públicos precisó la OMS. Los responsables de las discotecas y bares nocturnos deberían bajar el volumen de la música para que sea más soportable.

Actualmente se calcula que unos 360 millones de personas sufren en el mundo de problemas de audición debido a problemas genéticos, enfermedades infecciosas, por complicaciones que pueden ocurrir al dar a luz, el consumo excesivo de algunos medicamentos, el ruido y la vejez, concluyó la OMS.

Fuente: ABC

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.