Gafas graduadas: 2 mejor que 1, ¿quieres saber por qué?

Gafas graduadas: 2 mejor que 1, ¿quieres saber por qué?
5 (100%) 1 vote

Cuantos pares de gafas graduadas nos hacen falta es una pregunta que mucha gente se hace y a la cual usuarios, fabricantes y ópticos, según su grado de interés, le dan una respuesta diferente. Yo os voy a dar mi opinión al respecto,basandome en mi punto de vista de usuario de gafas y, al mismo tiempo, de profesional de la visión.

Empecemos por las recomendaciones

  • Si escuchamos a los fabricantes de lentes y monturas deberíamos tener entre 5 y 10 (lo se he exagerado un poco). Para justificar este número de gafas os darán el argumento de los zapatos, sobre todo si sois mujeres:

“¿Tenéis un solo par de zapatos? ¿Utilizáis los mismos zapatos para todas las ocasiones?, si la respuesta es no, lo mismo debería pasar con las gafas”.

  • Si escuchamos a ciertas ópticas deberíamos tener entre 2 y 3, pero compradas de golpe y el mismo día a ser posible:

“No deje pasar esta ocasión. Compre 2 pares de gafas por 99 euros o tres pares de gafas por un euro mas”

  • Y si escuchamos a ciertos usuarios, con una gafa basta:

“Por Dios, ¡pero se cree que soy rico !, visto el precio de las lentes y las gafas con una gafa basta, oiga”.

En realidad, el número de gafas depende del usuario y de su estilo de vida

Empecemos por el usuario y para categorizarlo voy hacerlo por edades: los bebes, los niños, los adolescentes, los adultos y los séniors. Ahora bien, las personas pertenecientes a un mismo grupo de edad tienen diferentes estilos de vida, los cuales a su vez generan nuevas variables que los segmentan: donde viven, si trabajan o estudian, que tipo de actividad deportiva realizan, etc. Por tanto dar una respuesta a general que se ajuste a todos ellos no es posible.

Por lo tanto solo voy a concentrarme en los adultos y los séniors, y voy a caracterizarlos:

 

  • En nuestra sociedad actual la mayoria de las personas activas tienen empleos sedentarios que les obligan a trabajar principalmente en distancias de cerca (lectura) o intermedia (ordenador).

 

  • Tanto los activos como los jubilados pasan cada vez más horas delante del ordenador, un teléfono o una tablet trabajando, divirtiéndose o navegando por Internet. Muchos de ellos pasan delante de estas pantallas incluso más tiempo que delante de la televisión.

 

  • Actualmente el número de personas jubiladas es el más alto de la historia. La pirámide de edad de nuestra sociedad se ha invertido completamente desde la época del baby boom.

 

  • La belleza y disfrutar de una buena calidad de vida no es una exclusividad de la gente joven. Los mayores de 50 años cada vez invierten más en productos que les permitan rejuvenecer o sentirse mejor con ellos mismos.

 

  • Los usuarios actuales quieren saber lo que compran, buscan consejo pero también tienen sus propias ideas y están dispuestos a invertir más dinero en aquello que realmente satisface su necesidad, bien sea estética o funcional.

 

Llegados a este punto podremos responder a la pregunta inicial: ¿cuántos pares de gafas graduadas hacen falta tener? Pues mi conclusión es que:

Debemos tener dos pares de gafas graduadas

 

  • Unas gafas graduadas con tratamiento antireflejante en una montura de diseño. Esa seria la gafa principal y el tipo de lente se elegirá en función del problema visual que se deba corregir: lentes monofocales (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) o lentes progresivas (presbicia). Una opción interesante seria añadir un tratamiento fotocromático.

 

  • Una gafa de sol graduada, con lentes de calidad que protejan al 100% de la radiación ultravioleta. Una opcion seria usar gafas de sol con lentes polarizadas , son mas caras pero el aumento de precio lo compensan unas mejores prestaciones visuales.

 

Ahora bien, existen variables individuales que podrian justificar disponer de alguna gafa más.

Una mujer podría tener varias monturas con colores o formas diferentes para ir a juego con su forma de vestir, alguien que hace deporte probablemente tenga una gafa específica para practicarlo, lo apasionados de manualidades probablemente les gustara tener una gafa adaptada a su hobby, o alguien que sea un poco despistado le gustará tener siempre alguna gafa suplementaria en la cocina o en la mesilla de noche para ahorrarse el ir al salón a buscar la gafa que allí se ha dejado.

Sin olvidar, las personas que utilizan lentes de contacto, en cuyo caso les haría falta la preceptiva gafa para dejar descansar sus ojos después de una dura jornada de uso de sus lentillas o como alternativa en caso de infección o irritación visual. O los conductores que deben llevar siempre una segunda gafa graduada en la guantera de su coche.

Pues esta es mi opinión y vosotros, ¿cuántos pares pensáis que hacen falta?

Dejar un comentario con vuestra opinión y lo hablamos.

Un comentario sobre “Gafas graduadas: 2 mejor que 1, ¿quieres saber por qué?

  • el a las
    Permalink

    Te añadiría un matiz sobre un colectivo que no nombras: ¿Cuántas gafas necesitan los operados de cataratas? Recordemos que estos sujetos, entre los que me encuentro, han perdido completamente la capacidad de adaptación a la vista cercana porque su cristalino ya no es más que un pedazo de plástico inerte. La presbicia es total. Debemos utilizar unas gafas de elevado número de dioptrías (cuatro a ser posible) para las labores muy cercanas. Otra de, por ejemplo, dos dioptrías para la lectura y otra más, de una o una y media para ver la pantalla del ordenador a menos de sesenta centímetros. Asombrosamente, los cirujanos, ópticos y oftalmólogos olvidan avisar de ello y los pacientes, ignorantes de las mínimas leyes de la óptica van a la farmacia y agarran el modelo de gafas de lectura que más les gusta sin que el farmacéutico les avise tampoco de lo que han de hacer. Perciben que algo va mal cuando no pueden cortarse las uñas y lo achacan a que las gafas son inadecuadas o que no les han operado correctamente. Afortunadamente, en cualquier tienda de chinos podemos comprar un manojo de gafas a tres euros o menos con una calidad similar a las que nos venden en las farmacias a precio tres veces mayor. Lo malo es saber qué ocurre luego con nuestros ojos con esos pedazos de plástico delante.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.