Lentes oftálmicas electrocrómicas

universidad ioba, universidad valladolid

universidad ioba, universidad valladolid

De nuevo una noticia relacionada, solamente en parte, con las ayudas visuales que se van desarrollando para aportar nuevas soluciones a las personas que sufren baja visión o son ciegas. Ayer os hablaba de un Dispositivo táctil para ayudar a los ciegos a caminar y hoy os hablare de unas gafas de sol, o mejor dicho, unas lentes oftálmicas ‘electrocrómicas’ que permitirá ajustar la intensidad de color de las lentes en función de la intensidad lumínica del ambiente, pero que a diferencia de las lentes fotocromáticas, para el cambio de color no van a depender de las radiaciones UV.

Como veréis leyendo el artículo, la utilización principal seria la de una lente fotocromática pero en este caso sin limitaciones de ningún tipo y secundariamente podría utilizarse para proponer filtros absolutos que protejan a sus usuarios de los efectos no deseados de ciertas radiaciones luminosas.

Artículo:

Desarrollan unas gafas de sol que se autoajustan a la intensidad de la luz

Un grupo de expertos desarrolla una nueva tecnología de gafas de sol ‘electrocrómicas’ que permitirá adecuar a placer la intensidad de color de las lentes e, incluso, que se autoajusten en función de la intensidad lumínica del ambiente.
Este proyecto, desarrollado en colaboración con Cidetec (Centro de Tecnologías Electroquímicas), la Universidad Carlos III de Madrid y el centro IOBA (Instituto de Oftalmobiología Aplicada), está destinado tanto para aplicaciones clínicas en pacientes con baja visión como al resto de los usuarios de gafas de sol, es decir sus beneficios podrían abarcar a toda la población.

Actualmente existen en el mercado lentes fotocromáticas, que automáticamente se oscurecen cuando se exponen a la luz ambiental. Sin embargo, el factor que desencadena el oscurecimiento es la exposición a la luz de tipo UV-A, que aunque no es visible está presente en el espectro solar.

Esto implica, según ha informado Indo, la empresa que desarrolla el proyecto, que esta tecnología funciona razonablemente bien en ambientes exteriores pero dentro del coche o en interiores muy soleados el comportamiento no es el deseado.

Las lunas de los automóviles o los cristales de las ventanas pueden absorber parcial o totalmente la luz UV-A y no permiten que las lentes fotocromáticas se activen adecuadamente, aun habiendo gran cantidad de luz visible.

Por el contrario, la tecnología electrocrómica que se está desarrollando en este proyecto se basa en la aplicación de un impulso eléctrico a cristales especialmente diseñados para que cambien de color en función de la intensidad de esta corriente.

Con un control adecuado del estímulo eléctrico, éste se puede asociar a un regulador que permita al usuario cambiar la intensidad de color a su gusto o a un fotodiodo que detecte la intensidad de luz visible ambiente y, automáticamente, incida sobre la intensidad de color de la lente.

Por otro lado, según los investigadores, la tecnología electrocrómica representa también un avance sobre la fotocrómica en la velocidad de transición de lentes claras a oscuras, ya que los cambios son prácticamente instantáneos frente a los minutos que se necesitan en el otro caso.

Tecnologías parecidas ya se aplican a los retrovisores de algunos coches para evitar el deslumbramiento en conducción nocturna y en las ventanillas de algunos aviones para regular la intensidad de luz exterior que entra al habitáculo.

En el caso de las lentes oftálmicas, para los pacientes con baja visión, también se prevé que esta tecnología se combine con filtros absolutos de la luz más energética (ultravioleta, violeta y, en algunos casos, azul) para proteger de los efectos no deseados que puede tener en algunas patologías oculares.

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

1 Comentario

  1. Estimados, al parecer este proyecto luce muy interesante. Voy a investigarlo un poco mas ya que actualmente estoy trabajando en algo relacionado.
    Al parecer todos los caminos conducen a Roma. Es llamativo como en estos ultimos años ha recobrado interés el estudio de la incidencia de la luz sobre el cerebro y el aparato congnitivo.
    En este sentido y a partir del uso de escaneos del cerebro utilizando tecnología SPECT 3D se ha podido obtener una medida objetiva sobre como los estimulos visuales que se producen durante la lectura o durante el uso de la computadora producen en algunos individuos una sobre-estimulacion del cerebro desencadenando diferentes patologías como dolores de cabeza, migrañas, mareos, fatiga, etc.
    Estas imágenes del cerebro también permitieron demostrar que el uso de gafas con tintados de alta precisión al filtrar partes específicas del espectro visible lograban reducir dicha sobre-carga sensorial elminando o reduciendo dichas manifestaciones físicas.
    Esto practicamente barrió con los papers realizados durante los años ochentas y noventa que habían descartado el uso de gafas para el tratamiento de algunas dolencias e incluso negando la existencia de dichos sintomas por considerarse “subjetivos”. La realidad simpre fue que dichos papers carecían de la metodología correcta para dimensionar correctamente un problema de naturaleza sensorial y muy dificil de “objetivar” a través de test de lecturas y test de hipotesis (P-Values).
    Si bien todavía no hay ninguna compañia o producto que ha logrado dar con un producto realmente de calidad cada vez están apareciendo nuevas soluciones que apuntan a realizar un filtrado selectivo de la luz. Creo que la clave está en lograr un producto que pueda realizar un filtrado “dinámico” ya que las condiciones lúminicas cambian constantemente y las luces naturales, artificiales y en ambientes particulares tienen cada una curvas de transmisión distintas que reiquieren de filtrados adaptados a cada ambiente particular.
    Por eso creo que según lo que ponen en la nota este producto va en la direccion correcta, al menos en el concepto.
    Voy a seguir investigando y luego les comento.
    Mariano M.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.