El proyecto Vitrectomy se impone en Infomatrix

Fantástica y emotiva historia de talento, coraje, superación y éxito que os aconsejo leer en detalle.

Bravo a las investigadoras, Verónica y Tatiana, por su éxito y espero que el futuro les depare muchos premios más. Además su prototipo tiene pinta de tener un futuro tan prometedor con el suyo como investigadoras e inventoras.

Noticia:

Un prototipo ecuatoriano de cirugía ganó en Rumania

Llegar a Bucarest fue laborioso para las hermanas Verónica y Tatiana Benalcázar. Ellas debieron acomodar en cuatro maletas los transformadores, elementos electrónicos, destornilladores, materiales informáticos y repuestos de su proyecto Vitrectomy, con el cual se impusieron en el Infomatrix, encuentro mundial que promueve proyectos innovadores.

Ese prototipo de cirugía ocular viajó totalmente desarmado. El equipo, que tarda tres semanas en armarse, vio luz en apenas dos días en Bucarest para que Tatiana y Verónica Benalcázar concursaran. Verónica, de 28 años, estudió Ingeniería Eléctrica en la Universidad Politécnica Salesiana y Tatiana, de 24, cursa el último nivel Ingeniería Electrónica y Control en la Escuela Politécnica Nacional, establecimiento superior al que representaron en la Infomatrix 2013, donde las hermanas ganaron el primer lugar en la categoría Hardware Control.

Vitrectomy Prototype es un prototipo para cirugía ocular que se usaría para extraer el vítreo (gel que rellena la cavidad ocular) y limpiar las opacidades del ojo, retirar coágulos sanguíneos, tratar infecciones y enfermedades.

Según las hermanas, una de las razones por las que ganaron es porque, a diferencia de los demás proyectos, Vitrectomy Prototype fue construido completamente; las otras propuestas habían comprado las tarjetas electrónicas o los elementos bases de sus proyectos.

Para lograr esta innovación, las hermanas reconocen el apoyo de su madre, Ayda Vargas, quien viajaba casi a diario desde el sector de la Kennedy a la avenida Colón, para comprar los materiales eléctricos que necesitaban. Ayda, de tanto comprar, aprendió los nombres técnicos de los materiales. Luis Benalcázar, el papá, a través de su trabajo -reparación de equipos oftalmológicos- les enseñó la dinámica de uso y las necesidades técnicas de los aparatos.

Para asistir al concurso internacional, el cual reunió a 249 proyectos de 45 países, las hermanas tuvieron que triunfar en el IV Con curso Latinoamericano de Proyectos de Cómputo, realizado en febrero del 2012 en la Universidad de las Américas. Ya con la acreditación oficial, y dos meses antes de viaje a Bucarest, Verónica y Tatiana modificaron el prototipo en un 70% para que, en el viaje de dos días, su proyecto cumpliese las normas de seguridad y llegara intacto a la capital de Rumania. Uno de los principales retos fue diseñar y construir un sistema de voltaje 220 V, pues en Ecuador es de 110 V.

No es la primera vez que concursan juntas en una competencia. Desde el 2011 Verónica y Tatiana Benalcázar han ganado premios nacionales e internacionales por sus habilidades electrónicas y su compaginación para trabajar en equipo. En Vitrectomy Prototype trabajaron durante un año. Iniciaron con la investigación y buscaron asesoría con oftalmólogos para saber los procedimientos quirúrgicos necesarios.

Los premios

En el 2011  ganaron cinco concursos nacionales de Robótica: Arturito. En el 2012 recibieron el primer lugar en el VI concurso de robótica IEEE Intercon de la Universidad Católica de Perú y el IV Congreso de Tecnología Cointec. Para viajar a Bucarest  recibieron el apoyo de la Secretaría Nacional de Educación Superior, y el apoyo del Ministerio Coordinador del Conocimiento y Talento.

Fuente: Diario EL COMERCIO

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.