El ojo nos deja a ciegas

Aunque parezca mentira parece ser que es verdad. El ojo nos deja a ciegas una hora al día sin que nos demos cuenta, una conclusión a la que han llegado unos científicos españoles tras un estudio en el que han utilizado a una cámara ultrarrápida capaz de grabar el movimiento que tiene lugar a gran velocidad, como los que ocurren en el ojo humano.

Noticia:

El ojo nos deja a ciegas una hora al día sin que nos demos cuenta

Ocurre a consecuencia de unos movimientos del cristalino

El estudio, que tiene sello español, se ha desarrollado gracias a una cámara ultrarrápida capaz de grabar el movimiento que tiene lugar a gran velocidad, como los que ocurren en el ojo humano. Un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia ha averiguado que el cristalino se tambalea como si fuese un muelle cada vez que cambia la dirección de la mirada. El trabajo, que se publica en la revista PLOS ONE, va a permitir mejoras en el diagnóstico de ciertas patologías visuales y perfeccionar las lentes intraoculares.

Puede parecer sencillo, abrimos los ojos, miramos y vemos. Cerramos los ojos, los volvemos a abrir y todo está enfocado. Movemos los ojos a un lado y a otro, todo es de color, somos capaces de calcular distancias con más o menos acierto. Esta capacidad que puede parecer involuntaria y fácil en realidad se produce gracias a una serie de complicados mecanismos. Un equipo de investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) ha descubierto cómo el ojo nos deja a ciegas una hora cada jornada sin que podamos apreciarlo para poder ver. «El ser humano realiza más de 60.000 movimientos al día durante los cuales la visión queda suprimida durante un breve período de tiempo», explica Pablo Artal, coautor del trabajo y director del laboratorio de óptica de la UMU.

Artal cuenta que «nuestros ojos se mueven continuamente manteniendo los objetos de interés bien situados en la zona de la retina con mayor resolución. Estos movimientos se denominan sacádicos”. Para realizar el estudio, los expertos diseñaron una máquina capaz de analizar los movimientos del cristalino durante y después de estos tambaleos. De media, el ser humano realiza más de 60.000 movimientos sacádicos al día durante los cuales “la visión queda suprimida 50 milisegundos, si sumáramos todas estas supresiones, podríamos decir que pasamos alrededor de una hora al día a oscuras sin darnos cuenta de ello», añade el científico.

El otro autor de la investigación, Juan Tabernero, aclara que “mediante el uso de este nuevo sistema experimental, que integra una cámara ultrarrápida capaz de realizar 400 imágenes por segundo, observamos que tras un movimiento sacádico el cristalino se balancea como un sistema de masa y resorte amortiguado hasta que recupera la estabilidad”. En otras palabras, el cristalino se comporta como un muelle.

La agencia Sinc explica que este estudio es útil para mejorar el diagnóstico y el seguimiento de patologías que afectan al cristalino, como el síndrome de Marfan o el síndrome pseudoexfolitativo, a la vez que servirán para perfeccionar la estabilidad de las lentes intraoculares.

Los científicos pretenden seguir trabajando en esta línea para averiguar por qué el cristalino se comporta de esta manera. De momento se piensa que es una estrategia de protección.
Fuente: EFE

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este artículo.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

Suscríbete
Avísame si

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments