presbicia tratamiento colirio

La gran estafa del colirio para corregir la presbicia o vista cansada

Después de leer repetidas veces el artículo sobre estas gotas para corregir la presbicia no escondo mi escepticismo, como óptico-optometrista que soy, ante este « revolucionario » método de corrección de la vista cansada o presbicia.

Entre muchas otras preguntas que me plantea lo escrito en el artículo están:

1.- Las pruebas empezaron en 1999, ¿por qué este tratamiento no ha sustituido ampliamente a las gafas o a la cirugía refractiva si sus resultados son tan prometedores? ¿Por qué los grandes actores del mercado farmacéutico y óptico no lo han incorporado a sus soluciones para corregir la presbicia?

Sin imagen

Los ópticos alertan sobre las gafas de farmacia

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Canarias ha alertado de hoy que las gafas que se venden para la presbicia o vista cansada, conocidas como «gafas de farmacia», pueden ser perjudiciales para la salud visual y ocular.

En un comunicado, informa de que estas gafas actúan como una lupa, con igual graduación en ambos ojos, sin tener en cuenta la visión binocular y el astigmatismo que pueda presentar una persona, entre otras alteraciones visuales.

Sin imagen

Gafas de farmacia sin garantía sanitaria, peligro

Según este colectivo, las lupas-gafas se fabrican con lentes de baja calidad óptica y se distribuyen a través de establecimientos no autorizados como tiendas de regalo, bazares, gasolineras o supermercados y farmacias. Hacer uso de este tipo de correctores sin el asesoramiento de personal cualificado puede provocar importantes daños visuales, según Alberto Talero, delegado en Málaga del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas, quien además afirma que «las lupas-gafas premontadas no son una solución por estar fabricadas bajo un estándar que sólo se ajusta a las necesidades de un 5% de los usuarios».

lentes vista cansada

Las lentes monofocales para la vista cansada reducen las caídas

Prescribir lentes monofocales para visión de lejos a personas mayores que normalmente utilizan lentes progresivas y que regularmente practican actividades al aire libre es una solución simple y efectiva para prevenir caídas. Esto no me lo invento yo, es la conclusión de un estudio publicado en el British Medical Journal.