Verano, lentillas de contacto y queratitis bacteriana

nadar piscina


Aunque parezca mentira este tipo de problemas siguen produciendose año tras año. Pese a la advertencias de los profesionales de la visión y las informaciones que regularmente se publican en los medios de comunicación, muchos usuarios de lentes de contacto siguen ignorando unas normas básicas de utilización que se han definiendo por su propio beneficio y que se basan en razones científicas.

Noticia

El hospital General Universitario de Elche recuerda las normas para el uso correcto de lentillas de contacto

El servicio de Oftalmología del Hospital General de Elche ha observado este verano, probablemente influenciado por el intenso calor, un aumento de los casos de queratitis bacteriana.

Debido a la gravedad que supone este proceso para la integridad de la córnea, puede ocasionar una pérdida de visión irreversible en una etapa de la vida muy activa. Por ello, desde el centro sanitario ilicitano realizan unas recomendaciones de uso elementales, para reducir en lo posible, esta importante complicación derivada del uso de lentillas.

En primer lugar, recuerdan que el uso de lentes de contacto es el factor más importante en el desarrollo de queratitis microbiana (úlcera infectada). Asimismo, el factor de riesgo más potente para el desarrollo de queratitis bacteriana en usuarios de lentes de contacto es su uso prolongado.

Respetar siempre los consejos de higiene para las lentes de contacto en cuanto a limpieza y desinfección y cambiar mensualmente el estuche donde se guardan las lentillas, dado que son la segunda fuente de infección, son otras de las recomendaciones realizadas.

Otras normas básicas son renovar las lentillas periódicamente de acuerdo a la recomendación realizada, semanal, mensual o desechable y utilizar las lentillas un número de horas limitado (recomendable de 8 a 10 horas) y nunca dormirse con las lentillas puestas.

Tampoco es recomendable bañase en mar o piscinas con lentillas de contacto, ni limpiar las lentillas con agua del grifo, ya que existe la posibilidad de contaminación con amebas. Además aconsejan no usar como desinfectante saliva o limón.

Desechar las lentillas si se sospecha que están dañadas y si se caen, limpiarlas con productos antisépticos homologados, son otras recomendaciones realizadas por el servicio de Oftalmología del hospital de Elche que, también recomienda que, ante un enrojecimiento ocular, secreciones, sensación de disminución de visión o dolor, se debe retirar la lentilla de contacto y acudir al especialista lo antes posible, sin iniciar tratamiento ni ocluir el ojo con vendaje.

Por último, desde este servicio recuerdan que, en general, siempre se debe mantener un buen nivel de higiene con lavado frecuente de manos, sobre todo antes de la manipulación de las lentillas; que el cloro provoca irritación ocular y es recomendable usar gafas protectoras para nadar en piscinas; y que es recomendable usar gafas de sol homologadas para proteger los ojos del sol. Con todas estas recomendaciones mantendremos una buena salud ocular durante todo el periodo estival.

Fuente: elperiodic.com (edición Elche)

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.