Osteo-odonto-queratoprótesis, recuperar la vista gracias a un diente

Osteo-odonto-queratoprótesis, recuperar la vista gracias a un diente
Vota si te ha gustado o te ha sido útil

¿Conocíais una técnica quirúrgica llamada osteo-odonto-queratoprótesis? Pues es la que ha permitido a un hombre de 43 años, que durante los últimos 16 había padecido una ceguera casi total, recuperar la vista gracias a esta intervención quirúrgica que ha reconstruido sus ojos utilizando uno de sus dientes

Realmente alucinante. Os recomiendo leer en detalle la noticia por la cantidad de información y datos útiles que contiene.

Noticia

Ian Tibbetts, un inglés que había padecido ceguera durante los últimos 16 años, ve por primera vez los rostros de sus hijos

Un hombre de 43 años, que durante los últimos 16 había padecido una ceguera casi total, ha recuperado la vista gracias a una intervención quirúrgica que ha reconstruido sus ojos utilizando uno de sus dientes. Ian Tibbetts, que vive en Shropshire, Inglaterra, decidió someterse a esta operación al fracasar todos los tratamientos a los que se había sometido.

La técnica, conocida como osteo-odonto-queratoprótesis, fue creada en 1963 por un cirujano oftalmológico italiano, Benedetto Strampelli, para reemplazar córneas dañadas, y consiste en utilizar la raíz y el hueso alveolar del diente del paciente para sostener un cilindro óptico. Un procedimiento complejo que requiere de insertar una lente de plástico en un agujero practicado en el diente. La lente se implanta en el ojo, que no rechaza el trasplante porque está elaborado con material del cuerpo del propio paciente.

La operación, sin embargo, solo es válida en personas con una retina funcional. Más aún: en la mayoría de los casos, los efectos son a largo plazo pero no permanentes. Es el caso de Tibbetts. Desde que pasó por el quirófano ha recuperado el 40 por ciento de la vista y exprime cada minuto. Especialmente importante para él ha sido ver las caras de sus hijos por primera vez. «Tenía una imagen en mi cabeza de cómo eran, pero son mejores», declaró al «Daily Mail». «Antes, los niños eran solo sombras. Tuve que aprender a diferenciarlos por sus voces».

Tibbetts trabajaba como conductor de una carretilla elevadora cuando una pieza metálica de una nevera se clavó en su ojo derecho. El accidente rasgó su córnea en seis zonas diferentes, y aunque las heridas cicatrizaron, pronto perdió la vista en ese ojo. Un año más tarde, la desgracia terminaba de cebarse con Tibbetts, que perdía también la visión casi por completo en su ojo sano.

16 años después, gracias a una operación compleja, que en el Reino Unido solo lleva a cabo un cirujano, Tibbetts vuelve a ver, aunque sea por tiempo limitado. Precisamente por esto, disfruta de su vista restablecida como si fuera el mejor regalo que ha recibido en su vida.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.