El impacto de los niveles de zinc sobre el nervio óptico


tratamiento medico zinc

El daño que se produce en el nervio óptico podría compararse a lo que ocurre con una bola de nieve rodando por una ladera, comienza poco a poco hasta transformarse en una bola gigantesca que se ha ido alimentando con toda la nieve sobre la que ha ido rodando. En el caso del nervio óptico son las células vecinas no afectadas las que van muriendo por estar junto a las células nerviosas lesionadas y, un aumento en los niveles de zinc podría ser la causa.

Los investigadores del Boston Children’s Hospital of Harvard Medical School llegaron a esa conclusión tras observar lo ocurrido cuando el nervio óptico de un ratón se lesionó y ver que se producía un gran aumento en los niveles de zinc, el cual no hay que olvidar que en cantidades altas puede ser tóxico.

Esta liberación de zinc afectó tanto a las células “transmisoras” del ojo como a las células nerviosas vecinas, según el documento publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences Journal (os dejo el link al final del post).

La investigación, dirigida por Yiqing Li y supervisada por el profesor Larry Benowitz y el Dr. Paul Rosenberg, encontró que cuando el zinc se transfirió a las células nerviosas vecinas dos o tres días después de la lesión, éstas también comenzaron a morir.

Para confirmar que los niveles elevados de zinc eran los culpables, el equipo introdujo una sustancia absorbente de zinc en el ojo para ver si esto podía tener algún efecto sobre el daño en el nervio óptico.

Observaron que la eliminación de zinc tuvo por efecto un número significativamente mayor de células nerviosas ópticas que eran capaces de sobrevivir y regenerarse. Esto fue observado incluso cuando el tratamiento se administro cinco días después de la lesión.

“La supervivencia de las células parece ser duradera, no sólo transitoria. Lo que parece es que una vez que esas células pasan el punto crítico para su supervivencia, que se produce poco después de la lesión, continuarán y vivirán durante meses “, según el profesor Benowitz.

Los investigadores todavía necesitan demostrar que los niveles de zinc desempeñan un papel tan importante en el daño del nervio óptico de los seres humanos, como el que se ha visto en los ratones, explicó el profesor Benowitz.

La investigación, financiada por el National Eye Institute, el Departamento de Defensa de Estados Unidos y the Adelson Medical Research Foundation, va comenzar a trabajar con animales más grandes, además de analizar por qué los niveles de zinc son tan dañinos para las células nerviosas ópticas.

Si el equipo de investigadores es capaz de demostrar el mismo impacto en las personas, la técnica de bloqueo de zinc podría un día ser usada junto con otros medicamentos para ayudar a los pacientes con lesiones del nervio óptico o con glaucoma, enfatizó el profesor Benowitz.

“Esperamos poder demostrarlo. Hasta ahora, no tenemos ninguna razón para pensar que el aumento de los niveles de zinc sea solo perjudicial para los ratones “, agregó.

Enlace al paper de este estudio: http://www.pnas.org/content/114/2/E209.abstract

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.