Esas gafas son para verte mejor

verte guapa

forma gafa cara, tipo gafa cara, tipo rostro gafa

¿Quiero verte mejor? Pues si esto es lo que buscas, entonces ten en cuenta estos consejos.

A la hora de escoger qué tipo de gafas usar se recomienda identificar varios factores: tipo de montura, peso y material. La idea es que los lentesademás de ser estéticos cumplan con su funcionalidad y permitan que el defecto no incremente.

Cuadradas o redondas, negras o ¿mejor cafés? No, prefiero las rojas de bolitas blancas. Esas, más casuales y no tan elegantes.

A la hora de escoger qué tipo de gafas usar, las opciones son tan amplias que a veces resulta una elección complicada, pues la estética y la funcionalidad son elementos que jamás deben pasarse por alto.

Primero: el especialista de la visión

Inicialmente, aunque parezca una recomendación obvia, no está demás decir que el uso de gafas o lentes, debe estar prescrito siempre por un especialista de la salud visual.

Nada de usar los lentes del papá, el hermano o el amigo porque con ellos descansa o incluso, hasta ve mejor. ¡Ojo con eso!

«Para poder usar unos lentes correctores siempre hay que pasar por un optómetra o un oftalmólogo si el caso lo amerita. Así se determina qué defecto tiene el paciente. Si es a nivel refractivo, si necesita lentes y la corrección adecuada o si necesita algún tipo de tratamiento», señaló Carlos Felipe Rodríguez Ochoa, optómetra de Óptica Santa Lucía.

Segundo: la tienda de óptica

Con fórmula en mano llegó el momento de ir a la óptica y escoger qué montura será la de uso defintivo. Según Rodríguez, cuando la compre estos son los elementos a tener en cuenta:

1-La forma del rostro. Como la estética va de la mano de la funcionalidad, tener unas gafas que hagan lucir bien el rostro, permitirá que el paciente no deserte del uso de ellas y así evitará problemas de salud visual mucho más complejos que si deja de usarlas.

2-Determine el peso de la montura. En caso de que el paciente deba usar las gafas todo el día, la recomendación es usar un material liviano para evitar molestias en el tabique o en el puente nasal.

3-Escoja la montura de acuerdo con el tamaño del lente. En el caso de los lentes de mayor espesor, las monturas de tres piezas es decir, las que no tienen marco no van a ser ni funcional ni estéticamente adeacuadas porque el paciente va a tener un lente muy pesado.

4-El paciente debe identificar si es alérgico al material en el que está elaborada la montura. De ser así, el titanio es una buena alternativa por su carácter antialérgico.

Al mismo tiempo, debe tener claro el tipo de material con el que se harán los lentes. Los hay de plástico, algunos de policarbonato que son de alta resistencia y menos peso y otros con materiales de alto índice que dan mejor calidad óptica menor espesor y menor peso.

«Para que unos lentes sean exitosos estética y funcionalmente todo tiene que estar perfectamente bien alineado. Primero debe ser una montura que le agrade, que le quede bien de acuerdo con la forma del rostro y le sirva para lo que lo va a utilizar», explicó Rodríguez.

Qué hay de los lentes de contacto

Los hay de dos tipos. Los desechables, alguno de ellos tienen un día de vida útil y otros llegan a los dos meses. Estos son los más usados debido a su carácter higiénico y práctico. También están los lentes de contacto convencionales que duran un año.

«En lo que se refiere al manejo de los lentes de contacto, la recomendación es seguir al pie de la letra las indicaciones del especialista y respetar la vida útil del lente», dijo Rodríguez.

Al mismo tiempo, el optómetra señaló que los lentes de contacto de uso cosmético, son incluso más personales que un cepillo de dientes, pues el ojo de cada persona tiene unas características particulares que impide que los lentes puedan pasarse entre una persona y otra.

«El hecho de prestarse los lentes produce muchos casos de conjuntivitis (inflamación de la conjuntiva que genera ojos rojos, lagrimeo fotofobia y secreciones). Incluso para comprarlos debe pasar por un profesional, para adaptar el lente de acuerdo con las condiciones fisiológicas del paciente. Se recomienda no comprarlos en la calle porque pueden generar patologías tan severas como lesiones en la córnea», concluyó Rodríguez.

Fuente: www.elcolombiano.com

Vota si te ha gustado o te ha sido útil

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.