Las lentes de contacto modifican la flora bacteriana ocular

Igual que la piel, la boca, la vagina o el intestino, también el ojo humano alberga una variada población de bacterias que le confieren protección contra otros microorganismos extraños. Sin embargo, como han demostrado científicos de Nueva York (EEUU), el uso de lentes de contacto puede modificar esa flora microbial, lo que explicaría porqué los usuarios de lentillas tienen más riesgo de infecciones.

Lentes multifocales con «autofocus»

Deep Optics es la empresa que esta detrás de este concepto de lentes multifocales con «autofocus». Unas lentes que según sus creadores, son capaces de ajustar su potencia automáticamente en función de la distancia a la que se encuentre el objeto que queremos visualizar.

Unas gafas pensadas para la cromoterapia

Estas gafas se caracterizan por proponer un abanico de lentes intercambiables con diferentes filtros de colores, para proporcionar a sus usuarios todos los beneficios para la salud que reclama para si la cromoterapia.

Los graves riesgos para los usuarios de gafas premontadas

Pacientes que por el mal uso de premontadas empiezan a sufrir graves problemas: cefaleas, lagrimeo, incapacidad de control de distancias, fatiga visual, aumento de su ametropía o presbicia y, lo más grave, prevemos que en los próximos años las entidades sanitarias recibirán muchos pacientes con patologías visuales graves

Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto

Un instrumento para ponerse y quitarse las lentes de contacto «reduciendo» los riesgos que el método tradicional puede implicar, al menos esto es lo que nos venden sus conceptores, que ven el proceso de colocar y retirar las lentillas como una de las razones por las que muchas personas optan por llevar gafas frente a la alternativa de las lentes de contacto.