Las caídas de personas mayores y las lesiones oculares asociadas aumentan pero se pueden prevenir

Las caídas de personas mayores siguen una tendencia ascendente desde hace años debido al envejecimiento de la población, junto a esas caídas desgraciadamente también aumentan las lesiones oculares asociadas a la mismas, pero a menudo se podrían evitar y en este artículo voy a tratar de darte algunos consejos e informaciones útiles para evitarlas.

Según un estudio publicado recientemente en Estados Unidos (tienes el link al final del artículo) el número de personas hospitalizadas con traumatismo ocular aumentaron un 18 por ciento en trece años. La mayor parte del aumento se debió a caídas de personas mayores de 65 años.

Entre 2001 y 2014, casi un millón de pacientes fueron hospitalizados por lesiones oculares. La cantidad de hospitalizados debido solo a una lesión ocular disminuyó, sin embargo el número de pacientes que ingresaron en el hospital por otro motivo, al cual se asoció también una lesión ocular, aumentó en un 31 por ciento, de 14.5 a 19.0 por cada 100,000 personas. Los investigadores estiman en su estudio que el 82 por ciento del aumento en las lesiones oculares secundarias se debió a las caídas en pacientes mayores.

El estudio llega a la conclusión de que el aumento en las lesiones oculares se debe probablemente al aumento en el número de caídas de una población que envejece. La tasa de caídas en los Estados Unidos ha aumentado constantemente en la última década y es probable que siga aumentando a medida que la esperanza de vida crece y que las personas mayores son cada vez más dinámicas.

“El diagnóstico más frecuente: fractura de la órbita o lesión traumática en el hueso de la cavidad ocular”

Entre los pacientes que fueron hospitalizados por una lesión ocular, el diagnóstico más frecuente fue la fractura de la órbita o una lesión traumática en el hueso de la cavidad ocular. Estas lesiones suelen ser el resultado de un traumatismo contundente en el ojo. En el caso de los pacientes cuya lesión ocular recibió un diagnóstico de tipo secundario, las lesiones oculares más comunes fueron el ojo morado y el daño en los párpados y las glándulas lagrimales.

Problemas de visión y caídas

Las personas que sufren una disminución de su visión corren mayor riesgo de sufrir una caída. Problemas como cataratas, glaucoma y degeneración macular, pueden hacer que una persona dé un paso en falso y se caiga. Afortunadamente, estas condiciones a menudo se pueden prevenir o tratar.

• Las cataratas pueden causar visión borrosa, lo que dificulta la visión y aumenta el riesgo de caídas. Un estudio reciente descubrió que las fracturas de cadera son menos probables después de una cirugía de cataratas.

• Las personas con degeneración macular sufren una disminución de la visión central. Esto puede provocar que si aparece un obstáculo en su camino no lo vean, puedan tropezarse con él y caer.

• Las personas con glaucoma a menudo pierden su visión periférica (lateral), lo que hace que les sea más fácil chocar con una pared o el borde de una mesa que no vieron y que les haga caer.

• Los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular también pueden tener problemas de visión que pueden hacer que se tropiecen con las cosas y se caigan.

“Caerse una vez duplica las posibilidades de que la persona se vuelva a caer de nuevo

Cada año, más de una persona mayor de cada cuatro se cae, pero menos de la mitad se lo dice a su médico, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, aunque entiendo que esta estadística es aplicable a otros países incluyendo el tuyo. Este dato es muy importante ya que se sabe con certeza que caerse una vez duplica las posibilidades de que la persona se vuelva a caer de nuevo. Y lo peor no es eso, sino que solo en 2015, más de 28,000 adultos mayores murieron como resultado de una caída, un dato a tener muy presente antes de no decir nada a los familiares o al médico.

Consejos e informaciones útiles para prevenir las caídas de personas mayores

A continuación encontraras algunos consejos para reducir el riesgo de caídas:

• Si es mayor de 65 años debe revisarse los ojos anualmente y actualizar sus gafas para asegurarse de que tiene la mejor visión posible.

• Hable con su médico si se ha caído o si se siente inestable. Algunos medicamentos pueden causar mareos o somnolencia y aumentar el riesgo de caídas.

• También haga revisar sus pies y vea cual es el calzado más adecuado a su estilo y ritmo de vida.

• Realice actividad física regular para mejorar su fuerza y equilibrio.

• Mantenga ordenado su hogar para reducir las posibilidades de tropezar.

• Deshágase de las alfombras pequeñas o use cinta de doble cara para evitar que puedan moverse.

• Instale barras de apoyo al lado y dentro de la bañera y junto a su baño.

• Use alfombras antideslizantes en el baño y en el suelo de la ducha.

• Una buena iluminación es crucial para evitar caídas. Mantenga su hogar bien iluminado para evitar tropezar con objetos que son difíciles de ver.

 

Espero que el artículo te haya sido útil. A continuación encontraras otros ya publicados en el blog relacionados con este tema que también podrían interesarte:

Un golpe en el ojo: información, consejos y remedios

Lesiones oculares: hechos, mitos y prevención

Fuentes utilizadas para escribir este artículo:

Changes in the Incidence of Eye Trauma Hospitalizations in the United States From 2001 Through 2014

American Academy of Opthalmology

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.